En el marco de las actividades de Machaq Mara y Feriado Indígena, las artesanas de la agrupación Aymar Sawuri fueron visitadas por Ignacio Malig, Director Nacional de la CONADI, y por Sharif Chacoff, Jefe del Departamento de Innovación y Competitividad de ProChile.

En el marco de su participación en el Machaq Mara o Año Nuevo Aymara, realizado en el poblado de Cariquima, comuna de Colchane, el Director Nacional de CONADI, Ignacio Malig Meza, se reunió en Iquique con un grupo de representantes de la Cooperativa “Aymar Sawuri” (“Tejido Aymara”), quienes entraron al circuito exportador gracias al convenio establecido entre CONADI y ProChile, que incluye coaching exportador para empresas de agro alimentos y economías creativas, además de talleres en temas específicos.

El convenio entre ambas instituciones considera promover internacionalmente los productos y servicios de empresas indígenas de las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá y La Araucanía, asesorándolas en materias de comercio exterior y facilitando el proceso exportador.

En el caso de Aymar Sawuri los productos de textiles de lana de alpaca, en cuya confección participa la comunidad aimara del altiplano chileno, han llegado a consumidores en Italia, luego de una misión comercial gestionada junto a la Oficina Comercial de ProChile en Milán, que permitió a las artesanas viajar a ese país.

Manos aymaras

Ignacio Malig Meza, Director Nacional de CONADI, señaló que “Nos pone muy contentos como CONADI, en colaboración con ProChile, financiar la capacitación en marketing de estas artesanas aymaras, quienes con el trabajo de sus manos logran productos de gran calidad y han posicionado su cultura en todo el mundo, ya que este convenio les ha permitido capacitarse y poner sus prendas a un precio justo en mercados altamente competitivos”, agregando que “el rol de CONADI de coordinar la acción del Estado, en este cado junto a ProChile, nos permite poner en valor la cultura y las tradiciones de las tejedoras aymaras”.

En tanto, Sharif Chacoff, Jefe del Departamento de Innovación y Competitividad de ProChile, destacó que el apoyo a los pueblos originarios: “forma parte de un foco transversal de ProChile, destinado a promover a nivel internacional los productos y servicios de empresas con base indígena, es decir, aquellas que al menos el 50% de sus asociados pertenezcan a alguno de los pueblos originarios chilenos reconocidos por la CONADI”.

Eleodoro Moscoso Esteban, Subdirector Nacional Norte de CONADI, agregó que “agradecemos a ProChile que se suma a CONADI para ir en ayuda de estas mujeres aymaras, a quienes conozco, y su esfuerzo merece el apoyo de las instituciones públicas para que puedan trabajar todos los días. Así, estamos cumpliendo con el mandato del Presidente Sebastián Piñera, en el sentido de apoyar estas iniciativas culturales, para que no se pierda la esencia de lo que nos dejaron nuestros ancestros”.

Por su parte, la directora regional de ProChile Tarapacá, Doris Olivares, añadió que “Aymar Sawuri ha sido un ejemplo de trabajo, con una cooperativa que se constituyó como empresa, y que se preparó y capacitó para que sus textiles, que forman parte de su acervo cultural y sus tradiciones, puedan ser conocidos y también utilizados por personas en otras partes del mundo, que valoran la autenticidad y la calidad que se logra con un esfuerzo colectivo”.

Tejedoras desde niñas

“Fui criada en Escapiña y mi madre siempre me inculcó el tejido, ella conocía todos los tejidos tradicionales, y mi padre también sabia tejer, él mismo se hacia sus pantalones y nos hacía ropa a nosotras”, señaló Eugenia Mamani Choque, oriunda de la localidad de Pisiga Carpa.

“Aprendí a tejer de niña y antes sólo vendíamos en las ferias, y se vendía mucho, por ejemplo en las mismas ferias que organizaba la CONADI y también entregamos muchos tejidos para Artesanías de Chile en Santiago, donde notamos que se valora mucho nuestro trabajo. Pero recién con este proyecto, de CONADI y ProChile empezamos a vender hacia afuera, a otros países, y además vendemos a un precio justo, lo que vale nuestro trabajo”, dijo Marcelina Choque, nacida en Colchane.

“Nosotras mismas esquilamos la lana de las alpacas entre septiembre y octubre, luego la hilamos, la lavamos, la enmadejamos y la tejemos. Usamos técnicas de tejido de dos pedales, de cuatro pedales y de estaca. Para teñir utilizamos hierbas del altiplano que hervimos y luego aplicamos a la lana”, explicó Nancy Mamani, originaria de Camiña.

Aymar Sawuri

Cabe mencionar que “Aymar Sawuri” agrupa a mujeres aymaras provenientes del altiplano chileno, de la Provincia del Tamarugal, quienes comenzaron con esta iniciativa el año 2017, con el objetivo de mantener vivas sus tradiciones y técnicas ancestrales, que se han traspasado de generación en generación por varias décadas.

La comercialización de sus productos está basada en el comercio justo, en la protección del medio ambiente y las alpacas de las que obtienen lana, además de contar con productos naturales provenientes del altiplano para sus tinturas.

Quienes deseen conocer y adquirir los productos de Aymar Sawuri pueden visitar la página web www.aymarsawuri.com donde podrán encontrar chales, bufandas, ruanas, cojines, frazadas y set de cama, entre otros, en lana de alpaca, con teñidos naturales y hechos por manos aymaras.

image_pdfimage_print