Ocho furgones y dos camiones fueron interceptadas por personal del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de Tarapacá y Carabineros del retén de Huara, luego de detectar en su interior productos agropecuarios de alto riesgo fito y zoosanitarios internados a la región por pasos no habilitados en la frontera con Bolivia.

El control carretero conjunto, que se llevó a cabo en las rutas que unen las comunas de Huara y Colchane, terminó con el decomiso de 3 mil 200 kilos de productos de origen vegetal y animal, los cuales podrían ser portadores de plagas o enfermedades no presentes en el país.

Alfredo Fröhlich, Director Regional del SAG informó que los productos interceptados por el Servicio son papayas, plátanos, piñas, mandarinas, naranjas, limones y rocotos, además de productos pecuarios tales como quesos frescos y carnes.

“Todos los productos eran transportados con destino a las comunas de Alto Hospicio e Iquique donde serían puesto a la venta en ferias libres en el sector de ambulantes, es decir en el comercio informal, por lo que llamamos una vez más a la comunidad a estar alerta a la hora de adquirir sus alimentos, ya que estos productos además de no cumplir con la regulación nacional para ser importados, no cumplen con la inocuidad necesaria para asegurar la salud de las personas”, aseveró.

En tanto, Fernando Chiffelle, seremi de Agricultura, destacó el trabajo conjunto realizado por el SAG Tarapacá y Carabineros, indicando que a la fecha éstas coordinaciones han permitido el comiso de más de 22 toneladas de productos agropecuarios de riesgo.

“Vamos a continuar trabajando fuertemente contra el ingreso clandestino de productos agropecuarios, pues nuestra sanidad vegetal y animal, es un patrimonio que debemos defender, así como también a nuestros pequeños productores, que han sido tan importantes en la mantención de la cadena de abastecimiento en tiempos de pandemia, y donde este comercio ilegal, es una competencia desleal que los afecta”, puntualizó la autoridad.

image_pdfimage_print