Presidente Piñera al promulgar la nueva Ley de Migraciones

Flanqueado por las migrantes Mariana Chaslender de Venezuela y Katherine Salazar de Colombia, el Presidente Sebastián Piñera leyó el discurso de promulgación de la nueva Ley de Migraciones.

El lugar escogido para el trascendental hito, que marcará el futuro de las relaciones internacionales de nuestro país, fue el Marinero Desconocido.

En una ceremonia que no pasó de los 13 minutos, junto a las invitadas y el primer mandatario estuvieron el ministro del Interior y Seguridad Publica Rodrigo Delgado, el subsecretario del Interior Juan Francisco Galli, la senadora Luz Ebensperger, el diputado Renzo Trisotti, el intendente Miguel Angel Quezada y alto mando regional de las instituciones castrenses y de seguridad.

La ley facilita las expulsiones administrativas, al no ser necesario realizar denuncias penales por el ingreso, de manera que se desincentiva el uso de pasos no habilitados.

Chaslender, quien llegó a Chile en abril de 2017 recordó lo motivos para salir de su país con una maleta llena de sueños

“Elegí Chile, país que me brindó calidad de vida. Muchos latinos nos vemos enfrentados a situaciones adversas en nuestros países y nos vemos obligados a migrar. Una migración regulada protege al país y a quienes llegan de otro lugar. No queremos ser una carga, hoy Chile tiene una ley que garantiza y proteja a todos por igual”.

Luego de agradecer las oportunidades que le han dado chilenos y chilenas, al recibirla con tanto cariño, pidió a Piñera en nombre de miles de las familias venezolanas que se instituya pronto la política de reunificación familiar, “para que así padres que están en el país pueden reunirse con sus hijos. Porque para un migrante lo más importante es tener a los suyos cerca y a salvo. Será una bendición que le agradeceremos siempre”.

Todos los protocolos sanitarios se aplicaron en el sector de Punta Negra, donde está el monumento al Marinero Desconocido, escenario de firma de la nueva ley.

ORDENAR LA CASA

Destacando los aspectos más relevantes del nuevo cuerpo legal, que viene a reemplazar una obsoleta del año 1975, el primer mandatario reiteró que hemos sido un país abierto y acogedor con los migrantes que vienen a iniciar su vida, trabajar, cumplir leyes, aportar al desarrollo integral y la diversidad cultural. 

“Con esta ley ponemos orden en nuestra casa, queremos ser firmes y claros, damos la bienvenida a quienes quieren venir a vivir a Chile, a tomarla como su segunda patria y aportar a tener un Chile más libre justo y diverso”.

Agregó que con la nueva ley se evitará que ingrese contrabando, crimen organizado, narcotráfico, tráfico y trata de personas o aquellos que no respetan las leyes. “Para evitar esos males que hacen tanto daño causan, pusimos en marcha el Plan Frontera Segura, tan importante en esta región. Quienes ingresen o intenten hacerlo por pasos no habilitados se arriesgan a una expulsión”.

Finalmente agradeció el desempeño de Carabineros, PDI y el aporte de las Fuerzas Armadas, al igual que la contribución del Ministro y Subsecretario de Interior con el Plan Frontera Segura y, al Congreso y parlamentarios que enriquecieron la nueva Ley de Migraciones.

El mandatario indicó que la norma busca «proteger mejor los legítimos intereses de nuestros compatriotas y de quienes ingresan de forma legal”.

LA NUEVA LEY

Con la firma y promulgación de la Ley, se concreta la creación de una nueva institucionalidad, el Servicio Nacional de Migraciones y sus Direcciones Regionales, esto con la intención de abarcar de mejor manera el territorio del país, entendiendo que cada zona tiene sus particularidades.

El nuevo Servicio Nacional de Migraciones permitirá homologar los trámites y tiempos de tramitación en todo el país, al centralizar el análisis, pero descentralizando la atención, orientación, inclusión y entrega de beneficios, además de fomentar la coordinación y comunicación con la sociedad civil, municipalidades y gobiernos regionales.

De la misma manera, la ley facilita las expulsiones administrativas, al no ser necesario realizar denuncias penales por el ingreso, de manera que se desincentiva el uso de pasos no habilitados.

Se busca sincerar las razones por la cual los migrantes llegan  al país, de manera que quienes lo hagan con intenciones de vivir en Chile pidan visa en los consulados y tengan cédula de identidad desde el primer día. 

image_pdfimage_print