Al menos 44 personas murieron en la madrugada de este viernes en una estampida ocurrida durante el festival religioso de Lag B’Omer en el noreste de Israel, según confirmaron autoridades a medios locales.

De acuerdo con el servicio nacional de emergencia Magen David Adom (MDA), otro centenar de personas resultaron heridas, decenas de ellas en «condición crítica».

El primer ministro Benjamin Netanyahu describió el accidente como un «desastre» y dijo que el lunes sería declarado día de duelo nacional.

Fuentes policiales dijeron al diario Haaretz que la estampida se produjo después de que algunos peregrinos resbalaran en unos escalones, «lo que provocó que decenas de personas más se cayeran».

Un testigo señaló que el lugar estaba abarrotado: “No había espacio para moverse y la gente empezó a caerse, muchos estaban en el suelo”.

El año pasado, el evento había sido cancelado debido a la pandemia.

Tradicionalmente decenas de miles de judíos ortodoxos peregrinan a Merón cada año para Lag B’Omer, una fiesta religiosa anual marcada con hogueras, oración y baile.

La ciudad es el sitio de la tumba del rabino Shimon Bar Yochai, un sabio del siglo II, y se considera uno de los sitios más sagrados del mundo judío.

Fuente: BBC News Mundo. 

image_pdfimage_print