Fiscalía y Armada desarticulan banda que ingresaba droga vía marítima desde Perú

Se detuvieron seis personas y se incautaron 532 kilos de clorhidrato de cocaína, el mayor decomiso por vía marítima de la historia realizado netamente por personal de la Policía Marítima.

Tras casi seis meses
de investigación, la Unidad de Drogas y Crimen Organizado de la Fiscalía de
Tarapacá junto a la Policía Marítima de Iquique logró desarticular una
organización criminal que se dedicaba al tráfico de importantes cantidades de
estupefacientes, las cuales provenían de Perú e ingresaban al país vía
marítima. Se detuvieron a seis imputados y se incautaron 532 kilos de
clorhidrato de cocaína, avaluados en unos 14 millones de dólares.

El procedimiento fue
dado a conocer por el ministro de Defensa, Mario Desbordes; el Fiscal Regional
de Tarapacá, Raúl Arancibia, y el comandante en jefe de la IV Zona Naval,
contraalmirante Alberto Soto, quienes destacaron el trabajo de inteligencia
realizado. “Es una operación que nos llena de orgullo y mis felicitaciones a la
Armada por el tremendo trabajo realizado, que demuestra la necesidad de dotar
con muchos más recursos a nuestra policía marítima ya que es evidente lo
permeable que es la frontera marítima que está siendo aprovechada por estas
bandas de traficantes”, enfatizó el ministro.

Por su parte, el
Fiscal Regional destacó la capacidad de la Policía Marítima para llevar
adelante con éxito esta investigación con sus propios medios y bajo la dirección
de la Fiscalía, “causa que se inició por la propia denuncia de la Policía
Marítima que, tras los análisis constantes que realizan de las actividades
ilegales que puedan estarse realizando por el mar, detectó que esta
organización -que ya había participado en otros tráficos-, estaba nuevamente
organizándose en ese sentido”.

El contraalmirante
Alberto Soto agregó que esta investigación demuestra que en el mar también se
producen delitos, por lo que la Armada, a través de su autoridad marítima,
“tiene que mantener un alto grado de actividad para intentar compensar la
potencial vulnerabilidad de nuestras fronteras, En esta ocasión en particular
participaron cerca de 40 servidores navales, tres unidades de superficie y el
Grupo de Reacción Inmediata de la Cuarta Zona Naval”.

Audiencia

En la audiencia de
formalización, el fiscal a cargo del caso, Guillermo Arriaza, explicó que la
organización realizaba los traslados de la droga desde Perú a Chile en una
embarcación destinada a la pesca artesanal de nombre “Halibut”, la cual
utilizaba como puerto base la caleta Guardiamarina Riquelme, ubicada en
Iquique, realizando zarpes no autorizados desde esta ciudad y navegando hasta
el límite marítimo internacional para recibir la droga. La sustancia era
trasladada hasta el sector sur de Tarapacá, a fin de eludir el control
terrestre asentado en El Loa.

Entre los detenidos
está el líder de la organización, que es de nacionalidad chilena pero con
residencia en Tacna, y se encargaba de coordinar los desplazamientos, establecía
la logística necesaria y definía la tripulación que se subiría a la
embarcación. También se detuvo a cuatro hombres que se desempeñaban en labores
de pesca y ejercían como brazos operativos del líder en la ciudad; y a la
alcalde de mar de la caleta Guardiamarina Riquelme, quien al ser la encargada
de avisar a la autoridad marítima de los zarpes y recaladas, se ocupaba de
ocultar los viajes de la embarcación a Perú, así como brindar seguridad para
que todas las acciones desplegadas por la banda no fueran controladas por la
Policía Marítima.

Todos los imputados
fueron formalizados por tráfico ilícito de estupefacientes.