Gracias al apoyo de nuevas empresas que se han sumado a la causa, y al éxito de la iniciativa, la Fundación Apptitudes prolongó la fecha para inscribirse y participar por una mochila satelital hasta el próximo 15 de mayo.

Con el objetivo de llegar a la mayor cantidad de escuelas rurales y apoyar la educación online de los alumnos que no cuentan con conexión a internet, la Fundación Apptitudes lanzó el concurso educativo “MIDEte”, cuya fecha para participar se extendió hasta este 15 de mayo, producto del éxito de participación que ha tenido la iniciativa.  Los premios a sortear son una mochila satelital que brinda conexión Wifi, notebooks, smartphones y licencias de la aplicación MIDE durante un año, entre otros.

Esta App, permite a  los niños y niñas de zonas aisladas del país mantener sus clases a distancia, a través de guías de ejercicios y evaluaciones interactivas desde el teléfono móvil sin la necesidad de contar con una conexión a internet permanente para funcionar.

Ha sido tal el nivel de interés que más de 80 instituciones educacionales de todo el país se han inscrito, y nuevas empresas como CCU, Dimarsa, Saesa, Fundación VTR, Mds Tecnología, Deloitte, Editorial Amanunta, Editorial Zuramerica y UNICEF se unieron para patrocinar y aumentar la cantidad de cupos disponibles.

“Para nosotros como fundación, nuestro objetivo es ser un interlocutor entre las escuelas, la ruralidad y las organizaciones, siempre con el foco en la educación y la tecnología. Que se sumen nuevas empresas nos permite poder generar un espacio donde estas puedan impactar positivamente”, expresa Dolores Balbiani, Directora de Relaciones Públicas de la fundación.

Para participar, los postulantes deberán inscribirse en la página www.app-escuelas.online; descargar la aplicación MIDE, que es gratuita, y responder la guía de ejercicios de la APP. Se seleccionarán diez finalistas por cada categoría y se realizará una votacion por redes sociales para definir al ganador.

Al respecto, el Director de la Fundación Apptitudes, Ricardo Mansilla, manifiesta que “a través de nuestra fundación y concurso, buscamos disminuir la brecha digital que aún existe en Chile. Durante este año de pandemia hemos visto con más fuerza esta problemática, donde muchos estudiantes no han podido continuar con sus clases online. No queremos que los niños, niñas y jóvenes que no tienen conexión a internet o un computador en casa se queden sin poder acceder a sus clases o no puedan continuar con sus estudios”.

image_pdfimage_print