El paquete de medidas tiene como ejes la inversión pública, apoyo a pymes, empleo y reactivación del consumo.

El Gobierno, a través del ministro de Hacienda, Ignacio Briones, junto a los ministros de Interior, Economía y Trabajo y presentó la agenda con la que buscan reactivar la economía del país, que se ha visto muy afectada por las consecuencias del estallido social.

Lo anterior, considerando la información que se conoció este lunes, respecto a que noviembre cerró con un Imacec negativo del 3,4%, cifras que no se habían visto desde 2009, en plena crisis.

El Ejecutivo anunció la inversión de US$5.500 millones para protección de empleos y recuperación económica, enfocado principalmente en las micro, pequeñas y medianas empresas (MiPymes).

Junto a otras medidas, se anunció que el Estado comenzará a pagar más rápido a sus proveedores, quienes son principalmente pymes.

Entre otras cosas, el secretario de Estado aseguró que con estas medidas se crearán más de 100 mil nuevos empleos en 2020.

Además indicó que mientras no se retome la cotidianidad en el país, la actividad económica va a funcionar a media máquina.

“Por eso, a la agenda social en la que como Gobierno hemos logrado avanzar a través de acuerdos en el Congreso, se suma hoy una nueva prioridad social con sentido de urgencia: proteger el empleo”, indicó el jefe de la billetera fiscal en un punto de prensa que tuvo lugar en La Moneda.

El plan de reactivación contempla un mayor gasto público en 2020 por 3.025 millones de dólares, un apoyo financiero de 1.950 millones de dólares para las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) y otros 525 millones para otras iniciativas, como la reconstrucción del metro de Santiago, gravemente dañado desde el inicio de la crisis el 18 de octubre.

En este escenario, el gasto público crecería 9,8% real en 2020 comparado con la ley de presupuesto del 2019. Por su parte, el déficit fiscal se elevará hasta 4,4% del PIB el próximo año.

Las necesidades de financiamiento para el próximo año se estiman en 16.600 millones de dólares, las que se financiarán con emisión de deuda por hasta 9.000 millones, “40% de la cual será en moneda extranjera” monto que será complementado con unos 7.600 millones que provendrán de los activos del tesoro en moneda extranjera.

Producto de estas nuevas cifras, Briones explicó que el gobierno corrigió a la baja la estimación del crecimiento de 2019 a 1,4% desde un rango de 2% a 2,2%. Para 2020 el país crecería entre 1% y 1,5%.