El 28 de julio se conmemora el Día Mundial de la Hepatitis, enfermedad que afecta a cerca de 350 millones de personas en el mundo. La hepatitis es la inflamación del hígado y si bien pudiesen existir variados agentes que lo pueden provocar, son los virus los que tienen mayor relevancia en su formación.

En Chile, gracias a su robusto y fortalecido Plan Nacional de Inmunizaciones, se vacuna contra la hepatitis A y B los primeros meses de vida. Aun así, nuestro país está al debe en aspectos relacionados con pesquisa y prevención. Por un lado, la baja pesquisa de forma activa que tiene la realización de exámenes preventivos del Virus de Hepatitis B y C, y un segundo aspecto a considerar es la educación, piedra angular de la prevención, por lo cual se hace necesario un reforzamiento en la población en general.

Con todo esto ¿es posible erradicar las infecciones por Hepatitis Viral? Ese es el objetivo al que se comprometió la OMS en conjunto con los gobiernos para el año 2030. Pero para determinar la erradicación, se necesita una disminución de las nuevas infecciones en un 90% y una disminución de la mortalidad en un 65%. De ahí la importancia de encontrar los casos no diagnosticados y enfocar las políticas públicas en educación preventiva.

Ángel Rodríguez Académico de la Escuela de Enfermería Universidad de Las Américas

image_pdfimage_print