Propuesta de dirigentes vecinales

En recorrido por el Hospital que se está construyendo en el sector de La Pampa de Alto Hospicio, dirigentes vecinales y miembros de uniones comunales de Alto Hospicio, a pesar de destacar el 70 por ciento de avance de las obras, calidad de la infraestructura y tecnología aplicada, sobre todo, en el tema de aislación para prevenir el contagio del COVID-19, manifestaron observación al funcionamiento de ciertas áreas de atención y energía, además del nombre que debería llevar el recinto de salud.

En el trayecto de su visita, los dirigentes se mostraron sorprendidos por la calidad de los trabajos que se realizan en los 4 pisos del recinto hospitalario que comprende 48 mil metros de construcción. “Nos sentimos orgullosos de tener un Hospital con estas características, que según nos indican los profesionales que trabajan en su construcción es uno de los más modernos del país, cuyo diseño contempla aislamiento antisísmico, eficiencia energética y un helipuerto”, aseveró el presidente de la Unión Comunal “Olivos del Desierto” y de la junta vecinal “Santa Teresa de Los Andes” del sector de Alto Molle, La Pampa y La Autoconstrucción, Rafael Úbeda Michelsen. 

Sin embargo, el dirigente, frente a la eficiencia energética que comprende el proyecto, se preguntó por qué con tantos recursos invertidos y tecnología de punta aplicada en su habilitación, no se está ocupando energía renovable para el funcionamiento de toda la instalación hospitalaria, como el uso de la tecnología solar, a sabiendas que la zona presenta condiciones inmejorables para aprovechamiento de la luz solar. “En la visita no observé la instalación de paneles solares, que serían fundamentales para evitar gastos en combustibles fósiles, aquí en la región existe una energía renovable inmensa que debiera utilizarse para operar todo el hospital”, afirmó.

Frente a esta inquietud, informaciones del MOP (Ministerio de Obras Públicas), aclaran que el recinto hospitalario fue diseñado con los más altos estándares de construcción, y las mejoras de eficiencia energética están dadas en toda su estructura de iluminación, calefacción o aire acondicionado, sistemas de seguridad, de monitorización y esterilización, entre otros. Para su funcionamiento energético, éste cuenta con un sistema autónomo de energía en caso de corte del suministro eléctrico. Tiene estanques de agua potable con operatividad de un mínimo de 48 horas, mismo tiempo de duración que el sistema autónomo eléctrico. Por lo tanto, no por carecer de paneles solares el edificio no está a la altura de las grandes construcciones del país que reducen costes energéticos.

También, al ser un Hospital de mediana complejidad, solo cuenta con camas UCI (Unidad de Cuidado Intensivo) y no UTI, (Unidad de Tratamiento Intensivo). Cualquier cambio en la modalidad y diseño, modificaría los términos de referencia y llevaría a atrasar las obras.

Hay que destacar que esta emblemática instalación que beneficiará a los vecinos y vecinas de la comuna y región de Tarapacá, desde sus inicios ha estado abierta a la comunidad para que vaya conociendo desde sus cimientos hasta la etapa final cada una de sus unidades de atención de salud. Por lo que resultan de muy positivas sus visitas e interrogantes que ayudan a aclarar sus expectativas, y, sin lugar a dudas, a hacer de este Hospital un espacio que mejorará la calidad de vida de todos y todas.

Nombre de Hospital

Además, el dirigente Úbeda manifestó inquietud en el nombre que debería llevar el nuevo Hospital de la comuna. Recordó que este proyecto hospitalario se ganó con el sudor, sacrificio y tenacidad de los dirigentes y dirigentas de la comuna, que con protestas y marchas a la ciudad de Iquique y Santiago, hicieron ver a las autoridades regionales y nacionales de la urgencia de contar con un recinto hospitalario que atendiera las necesidades de la comuna que cada día crecía a pasos agigantados.

Por lo tanto, sugirió a nombre de los hospicianos y hospicianas que ya no están y a los que lucharon y concretaron la materialización de esta importante obra para la salud de la comuna, que el Hospital lleve el nombre de “Los Dirigentes”. Esta iniciativa, precisó, la están analizando entre varios dirigentes sociales y se la propondrán a las autoridades correspondientes.
El Hospital de Alto Hospicio que estará concluido el segundo semestre del próximo año, contará con 235 camas, incluirá 7 pabellones quirúrgicos, 3 salas de parto integral, 12 sillones de diálisis, 7 sillones dentales, 16 box para consultas médicas, 10 para otros profesionales, 14 box de procedimientos y 9 de consulta para urgencia.

image_pdfimage_print