Con una ocupación del 95% de sus camas críticas se encuentra el Hospital Militar de Santiago (HMS) debido a esta nueva ola de casos de COVID – 19 que enfrenta el país. Si bien se trata de un alto nivel de ocupación, aún existe flujo, explica el Director Médico del HMS, Coronel (OSS) Francisco Silva T.

Al día de hoy, el Hospital Militar cuenta con 44 camas críticas levantadas, lo que se logró luego de reconvertir distintas unidades. Primero fueron aquellas con capacidad de manejo intensivo y luego de manejo intermedio. “Así fuimos progresivamente aumentando nuestras camas críticas. Partimos con nueve y en la actualidad contamos con 44 de ellas levantadas con la Unidad de Gestión Centralizada de Camas, entidad del Ministerio de Salud encargada de gestionar su uso”, indica el Coronel Silva.

De esta manera, el acceso a estas camas es para toda la población. Ejemplo de ello, es que en estos momentos el 40% de los pacientes hospitalizados pertenecen a FONASA e ISAPRE. De igual manera,

y como parte de la Red Integrada de Prestadores de COVID del Ministerio de Salud, el Hospital Militar de Santiago ha atendido en el último año a 12.612 pacientes, a través de su Servicio de Urgencia Respiratoria.

Producto a lo anterior, el Coronel Silva recalca que “de esta última cifra se han hospitalizado alrededor de 1.200 personas y cerca de un 20% a 30% son pacientes FONASA y extra sistema. Somos un Hospital abierto a toda la comunidad, que estamos no solo para dar apoyo al personal institucional, sino que a toda la red de salud”.

Todas estas camas son tripuladas con dedicación y experticia por doctores, enfermeras, kinesiólogos y tens, quienes durante estas últimas semanas han redoblado esfuerzos, pese al cansancio acumulado de un año de pandemia.

“Ha sido súper duro, son pacientes que por lo general están graves, que tienen estadías prolongadas en la UCI, con altibajos. Uno cree que van súper bien, que van a poder extubarlo pronto, pero recaen de nuevo. Es bien incierto cómo va a evolucionar un paciente, independiente de la edad y las comorbilidades”, explica la doctora Josefina Eguiluz.

En tanto, el Sargento 1º Gonzalo Krause, Enfermero Militar de Combate, indica que esta experiencia de atender pacientes COVID ha sido “enriquecedora, pero desgastante tanto física como psicológicamente, pero sientes que estas aportando por lo menos un granito de arena en esta pandemia que estamos pasando”.

image_pdfimage_print