Con resignación analizó el técnico de Deportes Iquique la caída ante Antofagasta, donde errores propios de finiquito y la actuación del juez Eduardo Gamboa, le privaron de obtener un resultado positivo.

Respecto al desenlace del duelo, donde sus dirigidos tuvieron mayor dominio de balón y ocasiones de gol, indicó que fue una derrota dolorosa y no es el primer partido que les pasa, “proponemos el juego, creamos innumerables ocasiones de gol, en la situación que nos encontramos esto pasa la cuenta. Es ahí donde se nota la falta de tranquilidad, las situaciones están ahí, las creamos y no concretamos.  Hay frustración porque jugamos bien y no anotamos”.

Analizó el momento emocional de sus jugadores y lo vital que es darles tranquilidad para afrontar los seis duelos que restan del torneo, donde se definirá el futuro de los Dragones Celestes. “Desde que llegamos sabíamos de la presión, hay jugadores jóvenes, tenemos muchas lesiones, tuvimos jugadores con Covid, hay que darle confianza al jugador para que convierta y tener los tres puntos. Buscamos darle tranquilidad al que define, hay que generarle confianza, ser concretos y seguir luchando. El campeonato no ha terminado, quedan 6 partidos, pero el resultado manda.  Hay que seguir sumando, buscando la solución a esto, porque la solución la tenemos nosotros”.

Enfatiza que lo sicológico será determinante de aquí a la última fecha más cuando no pudieron sostener la ventaja ante los pumas, “marcamos al principio y no lo sostuvimos.  Ellos en una chance convierten y nos superan, es doloroso por la forma en que se entregan los jugadores y no se puede ganar, quedan seis partidos y la jugaremos toda”.

Sobre las definiciones que tendrá su equipo, resaltó que todos los rivales que vienen son de la misma categoría, enfatizando que son difíciles y se jugará como se ha jugado en los otros partidos, proponiendo y buscando el triunfo porque hay que insistir hasta que se les abra el arco.

FURIA CELESTE

Con furia e insultos reaccionaron los jugadores de Deportes Iquique en contra del arbitraje de Eduardo Gamboa, quien dirigió en la derrota 3-1 que sufrieron los visita ante Antofagasta.

Los defensores de la celeste cielo apuntaron sus dardos al arbitraje de Eduardo Gamboa y sus colaboradores por no haber recurrido al VAR después que el delantero César Huanca recibiera dos codazo en el área rival, tras disputar un balón ante el arquero Ignacio González y el defensa Gustavo Mencia, al igual que en la jugada del empate donde se alegó una falta sobre el central Alejandro Contreras.

image_pdfimage_print