Una de las imágenes más recurrentes en todo proceso eleccionario son los minutos finales de la recepción de los votos y el recuento de preferencias de cada candidato.

Este año por ser una elección histórica, donde a la tradicional municipal de alcaldes y concejales  se le sumó el inédito proceso eleccionario para gobernadores regionales y convencionales constituyentes, el trabajo de los y las vocales de mesa fue más agotador y no menos estresante.

Luego de 10 horas de esperar que los electores llegaran a emitir sus votos, cerrar las mesas y contabilizar los votos emitidos y las papeletas no utilizadas. Ser abocaron a contar preferencias.

A pesar que el orden señalado era iniciar el recuento con las papeletas de Constituyentes, para luego seguir con la de gobernador regional, alcalde y concejales.  En cada recinto de votación, o mejor dicho cada mesa de sufragio, decidió de manera autónoma qué votos empezar a contar primero.

image_pdfimage_print