El secretario general de la ONU alertó ayer jueves sobre los graves desequilibrios que ha generado la pandemia, aumentado la extrema pobreza y la amenaza de la hambruna: “Enfrentamos la mayor recesión mundial en ocho décadas», afirmó António Guterres en la Cumbre Virtual sobre Coronavirus. En paralelo, la OMS lanzó nuevas recomendaciones para el uso de mascarillas porque –aun con vacuna– el mundo deberá seguir manteniendo una severa cultura de autocuidado. 

Isabel Frías 

Periodista U.C. 


Durante este jueves comenzó la cumbre virtual sobre el coronavirus, la que fue inaugurada por el propio secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), el portugués António Guterres, personero que realizó un discurso marcado por un llamado a una mayor cooperación internacional para poner freno a la crisis sanitaria, climática, financiera y social que enfrenta el planeta. 

«La extrema pobreza está creciendo y la amenaza de una hambruna acecha. Enfrentamos la mayor recesión mundial en ocho décadas», advirtió el ingeniero portugés, quien también detalló los esfuerzos coordinados para entregar suministros médicos en 172 países, y pidió que la vacuna contra el sars-coV-2 esté disponible de manera univewrsal: «He llamado en repetidas ocasiones a que la vacuna sea un bien público mundial disponible para todos, en todos los sitios», enfatizó Guterres. 

El líder de la diplomacia mundial afirmó además que» son totalmente insuficientes» los actuales esfuerzos para ayudar a los países en desarrollo durante la pandemia y pidió contar con una ayuda global equivalente al 10% del PIB mundial con el objeto de aliviar la deuda de los países. 

De esa manera, el secretario general de la ONU se hizo cargo de los 28 mil millones de dólares requeridos para encarar la “brecha financiera” generada por efecto de esta pandemia, incluidos los 4.300 millones que se necesitan con máxima urgencia en los dos próximos meses para asegurar la denominada “cadena de suministros médicos” que involucra la producción y distribución de las vacunas anticovid. 

PROBLEMAS GRAVES 

La intensa jornada de ayer tuvo también la particularidad para poner sobre la mesa una decena de temas que, por anexos no son menores, tales como las desigualdades entre los países ricos y los países pobres, la desprotección de las poblaciones migrantes y los desplazados en zonas de conflicto o el abandono de la agenda de los pueblos indígenas y del tratamiento para las personas con VIH quienes aún no cuentan con una vacuna.  

Curiosamente, los pases más pobres del mundo no son los más afectados por los aspectos médicos de la pandemia, ya que las naciones más desfavorecidas materialmente tienen una población más joven (“demografía favorable”) y esta enfermedad ataca preferentemente a los mayores: El drama que genera la pandemia en los países pobres está en las consecuencias económicas «ruinosas» que ha tenido sobre el empleo y la generación de ingresos. 

Sin embargo, la denuncia que más llamó la atención de la prensa fue cómo las mujeres han sido doblemente golpeadas por la pandemia. De hecho, se recordó la relevancia de «El Mundo de las Mujeres», un estudio que se difunde cada cinco años y que, en esta ocasión, la ONU situó al covid19 como “un nuevo obstáculo para el avance de la paridad de género”. 


ULTIMA HORA 

La cumbre virtual también fue el escenario escogido para enfatizar –una vez más– sobre no bajar la guardia en las medidas de autocuidado, porque todos los expertos coinciden en que la humanidad convivirá con este virus incluso después de la esperada vacunación durante el primer semestre de 2021. 

Por lo anterior, la OMS aprovechó para dar a conocer nuevas recomendaciones sobre las mascarillas: Éstas van dirigidas en especial a su uso en lugares cerrados, durante el ejercicio físico, los tipos de mascarillas de tela que realmente funcionan, las mascarillas que han quedado obsoletas y cómo deben utilizarse con los niños más pequeños (Ver Recuadro). 

MODO MASCARILLA 

  • Las mascarillas sanitarias (no médicas) deben ser utilizadas siempre en lugares cerrados como comercio, lugares de trabajo y escuelas si no se cuentan con una ventilación intensa. 
  • Deben usarse en espacios interiores si se está con personas que no viven en la misma casa. 
  • En lugares al aire libre –donde no se pueda mantener 1 metro de distancia entre las personas– se debe usar mascarilla de tela: de tres capas y con un filtro en el medio. 
  • A partir de esta semana, la OMS desaconseja el uso de aquellas coberturas faciales que tienen válvulas que antes se creían más seguras. Alertan que, si la persona está enferma, permiten expulsar aerosoles infectados. 

image_pdfimage_print