A pesar de que la gente joven ahora “se está vacunando”, el jefe de la cartera de salud reconoció que se observa «un gran aumento” de los decesos en Chile, en los últimos días. El tema preocupa –además– porque cierto electorado podría desmotivarse por sufragar en las 13 regiones que van al balotaje por el cargo de Gobernador. 

«En algunas regiones del mundo, sobre todo en India y ahora en Inglaterra –por las noticias que tenemos– aparece una nueva cepa, la cepa llamada India o variante Delta». 

La afirmación fue realizada en la jornada de ayer lunes por el ministro de salud, Enrique Paris, quien dio cuenta en su informe sanitario de las señales nuevamente alarmantes de la pandemia del coronavirus, quien admitió que se ha visto un incremento de las muertes provocadas por el SARS-CoV-2 en los últimos días: «Y no vamos a negarlo, esto también ha ocurrido en Chile», reconoció. 

MUCHO MÁS CONTAGIOSO
El secretario de Estado también precisó que, en «algunas regiones del mundo, sobre todo en India y ahora en Inglaterra –por las noticias que tenemos desde ayer– aparece una nueva cepa, la cepa llamada India o variante Delta», aseveró Paris. 

A grandes rasgos, según han informado fuentes sanitarias europeas, esta variante de coronavirus, fue detectada por primera vez en India y más tarde en Inglaterra. En este último país, sus autoridades han asegurado que el mundo está frente a un virus 40% contagioso que la cepa Alfa, la que predominó en el Reino Unido durante todo el 2020 y hasta hace muy poco. 

A raíz de lo anterior, el ministro Paris puso el énfasis en el mayor peligro que representa esta variante Delta: «Manifestamos nuestra preocupación por la diseminación mundial de esta variante», dijo el doctor Paris. 

El dato del comportamiento de esta nueva variante ya ha modificado las cifras y los análisis. El efecto más dramático se observa en el aumento del número de fallecidos por covid-19 en el mundo, pero también Chile.  

Dicho incremento en las personas que han perdido la vida producto de esta enfermedad contrasta con la curva que tiene el proceso de vacunación chileno. En nuestro país al menos –uno con los mejores indicadores– se ha logrado revertir el comportamiento de ciertos grupos más reactivos (o apáticos) a la inmunización, lo cual se viene traduciendo en que los jóvenes están asistiendo a los vacunatorios implementados a lo largo del país, tanto en lugares cerrados como en infraestructura dispuesta al aire libre que es de más fácil acceso. 

DOMINGO DECISIVO
Ambos temas no son menores y se cruzan con un evento de gran importancia, como es la primera elección democrática de gobernadores regionales a realizarse este domingo en 13 regiones de Chile y donde los candidatos se medirán en segunda vuelta o balotaje. 

Es un secreto a voces que las autoridades temen que las cifras sanitarias actuales desmotiven la asistencia de parte del electorado, particularmente de aquellos sobre los 50 años, quienes tradicionalmente han exhibido gran disciplina social (y entusiasmo) a la hora de ejercer sus deberes cívicos en las urnas. 

De restarse ese grupo de las elecciones de gobernadores, solo quedaría confiar en los grupos más jóvenes, los cuales ya se hicieron presente durante la elección histórica de mediados de mayo último. En la ocasión, el cruce de números ha permitido establecer que se restó más de un millón de electores antiguos del padrón, pero se sumaron personas que por primera vez asistieron a emitir un sufragio. 

Según en el último análisis estadístico entregado por el Servicio Electoral (Servel), durante la jornada del mes pasado, “la participación electoral de los jóvenes aumentó considerablemente en comunas de nivel socioeconómico más bajo, (que) ha sido históricamente baja. Estos jóvenes se sitúan principalmente en el rango etario entre los 20 y 34 años y son en su mayoría mujeres”, indicó el organismo. 

De hecho, su presidente Andrés Tagle hizo una observación que llamó la atención: “Como Servel –aseguró– nosotros no identificamos a los electores, porque esa información es parte del secreto del voto. Si lo hiciéramos público, las campañas tendrían un giro hacia los electores frecuentes, dejando de lado a quienes no acuden a las urnas y nosotros queremos

participación”.  

Es, en todo caso, una situación que en pocos días más podrá despejarse con total claridad.

image_pdfimage_print