Ex campeón chileno y sudamericano de boxeo visitó junto a su esposa la redacción de El Longino.  Corporación de Asistencia Judicial respaldará querella en contra de su agresor

Una visita a la redacción de nuestro diario, realizó el ex campeón chileno y sudamericano de boxeo, Eduardo Prieto, con el objetivo de agradecer públicamente, todas las muestras de apoyo recibidas de los habitantes de Iquique, tras la violenta agresión de la cual fue víctima hace una semana.

“Quiero agradecer públicamente a todos los iquiqueños y los no iquiqueños, que me han estado apoyando, que me han estado llamando, preocupados de mi estado de salud”.

“Esta es mi ciudad, después de boxear siempre estuve en Iquique, no me fui a Estados Unidos, siempre he estado por años en el mismo sector de siempre, porque esta es mi ciudad y acá quiero morir”, señaló emocionado.

Eduardo Prieto estuvo acompañado por su esposa desde hace 40 años, Gabriela Mella, quien destacó todas las muestras de apoyo cuando transitan por las calles de Iquique y que muchas personas se detienen para saludar al campeón y ofrecerles su ayuda, al igual que los llamados telefónicos de muchos deportistas, especialmente de la gente del boxeo.

 “Eso es auténtico, es espontáneo de la gente y se agradece, incluso hasta campaña solidarias nos han ofrecido, pero debemos decir que, como familia podemos solventar los gastos económicos y esperamos que esto no se tome como arrogancia ni como falso orgullo, porque estamos infinitamente agradecidos de todas las muestras de afecto y cariño hacia Eduardo”, dijo la esposa del campeón.

Gabriela Mella añadió que, en los próximos días, su esposo será examinado por un psiquiatra y por un neurólogo, con el propósito de verificar su estado de salud, a días de haber sido agredido violentamente por un motorista.

“Todo esto, mientras está en curso una querella, para lo cual y tras acudir al SENAMA, contaremos con el apoyo de abogados de la Corporación de Asistencia Judicial, manifestó la cónyuge del ex campeón de boxeo.

Respecto al agresor, ambos dijeron desconocer la situación judicial en que se encuentra, pero Eduardo Prieto fue enfático en manifestar que; 

“Una persona con la fuerza y violencia de mi agresor, no puede estar en la calle y las autoridades deberían verificar a que persona le conceden licencia para conducir; yo no soy profesional en eso, pero debería estar claro a quien se le entrega licencia”, puntualizó el último ídolo del boxeo iquiqueño, quien estuviera a las puertas de disputar un título del mundo.

image_pdfimage_print