En conferencia ante comerciantes detallistas

 Un comerciante lo que más debe valorar es la estabilidad económica, la certeza jurídica y el respeto integral a la propiedad privada, pues su rol es pagar sueldos a sus empleados, a proveedores, comprar insumos, poner sus productos y servicios a disposición de la comunidad todos los días,  y así vive en forma real nuestra región y el país.

Héctor Rojas Cabrera

Periodista

Una conferencia sobre el tema Constitucional, que preocupa a todos los sectores de la vida regional y en especial a los comerciantes detallistas y minoristas, que en la ciudad se estiman en una cifra superior a los 12 mil, dictó el abogado y empresario Max Barrera Perret, ante un auditorio integrado por cerca de 30 pequeños comerciantes.

La actividad fue programada por la Cámara de Comercio Detallista de Iquique, por inquietud de sus asociados, los que querían tener una visión desde el punto de vista del comercio y de los emprendedores, sobre el tema de una nueva Constitución, dada la importancia del debate que se ha gestado en la ciudadanía en orden a sostener una posición determinada, ya sea por el RECHAZO o el APRUEBO, del proceso constituyente que se va a realizar en abril próximo.

ESPIRITU

“Nuestro Presidente Nacional Rafael Cumsille nos ha solicitado expresamente dialogar con nuestros asociados sobre esta materia tan relevante para los destinos del país, y en tal sentido cumplimos con esta jornada, la que estuvo orientada específicamente a conocer el punto de vista de quiénes tienen una gran vocación por el mundo del comercio, la industria y en general de los negocios. Ese es el enfoque, pues los comerciantes tienen una lógica distinta para apreciar este fenómeno constituyente, y la idea además implicaba que quiénes quieran conocer una visión política, partidaria, puedan concurrir a los diversos partidos políticos”, explicó Héctor Rojas Cabrera, Secretario Ejecutivo de la organización gremial, al momento de presentar al profesional y empresario.

CONFERENCIA

Max Barrera Perret, inició su intervención puntualizando que para que un país crezca, genera más calidad de vida para las personas, supere o sea capaz de disminuir significativamente la pobreza, como lo que ha ocurrido en Chile, que ha sido el único país en el mundo, que ha logrado este propósito, era imprescindible contar con un marco jurídico que entregue certeza a la inversión, se respete la propiedad privada, exista un Banco Central autónomo, se le abra un gran espacio a la iniciativa de las personas, y que no se tenga que competir con un Estado, que pone los precios, pone los márgenes de utilidad a los empresarios, como lo fue durante década en el país.

Fue enfático en señalar que esto no implicaba tener una Constitución inerte, atrofiada, y que no reconozca o incorpore los nuevos contextos históricos y realidades sociales y económicas, pero que el camino adecuado era a través de sucesivas reformas, y no con saltos al vacío, donde los comerciantes, empresarios, e industriales, sean del tamaño que sean, serán los más perjudicados.

LAGOS

Al respecto recordó: “No olvidemos que fue el Presidente Ricardo Lagos, el que firmó varias modificaciones a la actual Constitución, indicando en su mensaje a la Nación, que se dejaba atrás una Constitución surgida durante la administración militar, y que por fin Chile contaba con una Constitución verdaderamente democrática”.

Y agregó: “No es válido el argumento de que esta Constitución debe ser cambiada, por ser de Pinochet. Eso es historia, eso es pasado. La Constitución actual es democrática pues sus múltiples modificaciones, han sido discutidas en democracia por los chilenos, el parlamento y los partidos políticos y ya lleva más de 68 modificaciones en democracia”.

GREMIOS Y COMERCIO

“Nosotros los que ejercemos el comercio, tenemos una lógica distinta para abordar estos temas, pues cada fin de mes debemos pensar en pagar sueldos de nuestros empleados, pagar a nuestros proveedores, comprar insumos, pagar arriendos, préstamos, bancos, etc, y por lo tanto necesitamos estabilidad, certeza jurídica y respeto a la propiedad, Eso es lo que pedimos de una Constitución”.

Finalmente recordó acontecimientos históricos destacando: “fueron los gremios de este país, particularmente la Cámara Nacional del Comercio Detallista de Chile, con su entonces presidente don Rafael Cumsille, más los gremios del transportes, de la Confederación de la Producción y el Comercio, Asociación de Industriales, los verdaderos constructores de la nueva institucionalidad, que recogió en sus principios y valores la Comisión Ortuzar, que integró un estadista como don Jorge Alessandri Rodríguez, entre otros, y que legaron al país una Constitución moderna, eficiente, progresista y moderna. Hoy vivimos tiempos muy difíciles para el comercio”, terminó reflexionando.

image_pdfimage_print