La rotura del estanque de combustible puso fin a la carrera de un bus que trasladaba trabajadores de una empresa minera hasta Iquique, donde el chofer lo hacía en condiciones no óptimas por consumo de alcohol.

La situación ocurrió ayer, a las 4:30 horas, cuando bomberos concurren al kilómetro 1.801 de la Ruta A 5, sector cruce La Tirana, para atender una emergencia por derrame de petróleo de un bus de empresa Norte Azul. La máquina de pasajeros se había salido de la ruta transitando sobre piedras y costrones de sal, los que rompieron el estanque de combustible, impidiendo que el bus siguiera su marcha.

Grande fue la sorpresa cuando los 25 pasajeros que venían desde Sierra Gorda con destino a Iquique constatan que el conductor, al bajar a ver los daños sufridos, se encontraba en estado de ebriedad. De inmediato solicitaron presencia de Carabineros reteniendo.

Carabineros de Pozo Almonte junto con adoptar el procedimiento por manejo bajo la influencia del alcohol, coordinó acciones para que los pasajeros continuaran su destino a la capital regional.

image_pdfimage_print