• Durante el panel “Los eventos masivos en pausa”, organizado por el “Encuentro de la industria de eventos”, AGEPEC anunció que tuvo una positiva reunión con el Ministerio de Economía, con miras a fortalecer el sector en su conjunto y las vías para el retorno de los espectáculos en Chile.
  • Además, anunció para enero la entrega de la primera radiografía de la industria de la música, con el apoyo de Corfo, y de un amplio espectro del sector que incluye recintos, expendedores de boletos, entre otros actores.
  • El evento contó con la presencia de Jorge Ramírez (AGEPEC), Sebastián Meza (Lotus), Alfredo Alonso (Bizarro) y Felipe Horta (Horta Producciones).

A nueve meses de la llegada de la pandemia a Chile, las principales productoras de espectáculos –que comenzaron a ser duramente golpeadas por la paralización de todas sus actividades en octubre 2019- fueron ampliamente representadas en el panel “Los eventos masivos en pausa”, organizado por el “Encuentro de la industria de eventos”.

En una dinámica exposición donde se mostraron datos y estadísticas concretas, plantearon todas sus inquietudes respecto a las medidas necesarias para un retorno de la industria del entretenimiento, junto con los obstáculos y avances que se ha tenido en materia de soluciones para el sector.  Crisis devastadora junto a la oportunidad de poner el sector en la vitrina de las actividades fundamentales del país fueron tópicos recurrentes.

En este sentido Jorge Ramírez, gerente general de la Asociación Gremial de Productoras de Entretenimiento y Cultura (AGEPEC) recalcó la disyuntiva que propone en la práctica no ser representados como se debería por el Ministerio de la Cultura y no reconocidos de igual forma por el Ministerio de Economía, reparticiones del Estado que hoy se estiman también fundamentales para lograr los indispensables puentes con el Ministerio de Salud en orden a participar de los protocolos con conocimiento compartido, tecnología y altos estándares de calidad, que ciertamente la jornada del miércoles tuvieron una expresión absoluta en la organización de este encuentro. Durante el panel se destacó la acogida del Ministerio de Economía al generar un diálogo y objetivos en conjunto con el sector, cita en la que fueron recibidos por el titular de la cartera, Lucas Palacios, y por el subsecretario de Economía, Julio Pertuze.

“Los eventos en vivo no son reemplazables por nada. Desde el punto de vista económico no es sustentable el streaming. Como somos invisibles, el Minsal hace una política sin consultarle a los que producen los eventos. Al menos, el Ministerio de Economía ha entendido que tienen que ser el puente con la autoridad sanitaria porque este sector es generador de muchísimo empleo”, expuso Ramírez.

La industria ya vive una debacle arrastrada durante toda la pandemia, la cual ha dejado a miles de personas desempleadas (son 160.000 empleos directos) y el no tener certeza respecto a los protocolos y criterios aplicables confunde aún más a distintos sectores del ámbito económico.

“La poca claridad de las autoridades es terrible. Uno se debate si puede hacer un evento para 200 personas, y después uno ve una foto de un avión comercial lleno. ¿Cómo nosotros vamos a aportar en esta reconstrucción de la industria para llegar a lo que nosotros podemos hacer, que son eventos masivos, si ni siquiera existe una visión cultural del país? Hay un déficit atencional a la cultura desde hace muchos años”, comentó Sebastián Meza de Lotus.

La industria del entretenimiento de los espectáculos musicales en vivo y afines entregó una   serie de propuesta hacia el fomento, la reactivación en el camino para ser reconocidos en las políticas públicas del futuro más inmediato posible.

  1. La generación de un diálogo entre la autoridad sanitaria y los productores de entretenimiento y espectáculos musicales.
  2. Un replanteamiento de los créditos Covid-19 en su extensión y plazos cónsones con la realidad del retorno a la actividad. Estudio de esta bancarización.
  3. Inversión para capacitar a los trabajadores informales para avanzar en la formalización del sector, dato que ha sido revelador en esta crisis.
  4. Una renovada y acorde política de devolución de tickets cónsone a los tiempos y a la situación excepcional.
  5. Una inversión para crear programas de trabajo en eventos y/o organizaciones que puede incluso encontrarse en proyectos a realizar en el país.
  6. Relevar y distinguir a los trabajadores del sector para que tengan acceso efectivo a programas de ayuda, fomento, capitalización en idéntica prioridad a el encadenamiento productivo que se necesita en áreas como la gastronomía y el turismo.

A raíz de estos planteamientos para recuperar la industria, Felipe Horta, presidente de Horta Producciones, destacó el rol que ha jugado AGEPEC en términos de generar unidad en el sector y el trabajo en conjunto para llevar sus planes adelante. “Hoy existen protocolos a nivel mundial que permiten un retorno seguro, pero hay un montón de fundamentos que, si existiera un entendimiento por parte de las autoridades sanitarias, de escuchar la experiencia que se ha logrado a través del tiempo, sería planteable. Tenemos que unirnos para que seamos escuchados de buena manera y podamos proponer soluciones, así como ha trabajado AGEPEC.”

Finalmente, se concluyó en que la industria del entretenimiento y espectáculo se encuentra en evolución, frente a lo que Alfredo Alonso de Bizarro producciones comentó que “la industria cambió para siempre y tenemos que estar a la altura. Trabajaremos firmemente para que esta reactivación suceda, respetando lo que se tenga que respetar y pidiendo el mismo respeto de vuelta.”

El gremio espera tener resultados fructíferos gracias a los avances ya instalados en el Ministerio de la Cultura con la esperanza de que ahora -robustecidos con el Ministerio de Economía- la situación de “invisibilidad” comience a corregirse con propuestas concretas.

El anuncio para enero de 2021 de la entrega de una radiografía al sector de la industria de los eventos, trabajo realizado con el apoyo de Corfo, fue recibido con profundo interés por todos los asistentes que de modo presencial y/o virtual supieron que es el primer paso para que exista una dimensión formal del inmenso aporte a la economía creativa que está en juego.

image_pdfimage_print