En Tarapacá, más de 100 profesionales de la educación participan de la iniciativa

La salud mental de niños, niñas y jóvenes ha sido una de las principales áreas afectadas debido a la suspensión de las clases presenciales y a las cuarentanas decretadas para combatir la pandemia de Covid-19. Los especialistas afirman que los niveles de estrés que están sufriendo los estudiantes son hasta cinco veces superiores a los de situaciones normales.

Por ello, los ministerios de Educación y Salud se encuentran capacitando a docentes e integrantes de equipos directivos en Primera Ayuda Psicológica, para que puedan apoyar a sus estudiantes e, incluso, a sus compañeros de trabajo, en el marco del retorno a las clases presenciales.

El curso, que es autoadministrado y que cierra el 26 de julio, presenta a profesores, asistentes de la educación y equipos directivos de las escuelas los impactos psicológicos que ha generado la pandemia y les entregan herramientas para ayudar a personas en situación de alto estrés, además de estrategias de cuidado psicológico para sí mismos, para sus equipos de trabajo y los que tengan en frente. No requiere que las personas tengan formación psicológica o médica previa.

“El retorno a clases presenciales significa un desafío para todos quienes conforman las comunidades educativas de nuestra región, por ello, como ministerio nos ocupamos de entregar diversas herramientas a los establecimientos para que puedan acompañar y dar contención socioemocional a las necesidades de los estudiantes y de sus propios compañeros de trabajo. En Tarapacá tenemos más de 100 profesionales de la educación participando en el curso”, manifestó el seremi de la región, Claudio Chamorro.

El curso considera 8 módulos- el último de los cuales se transmitirá por el canal de Youtube de Mineduc el 26 de julio a las 15 horas- y una Guía de Trabajo, con 20 actividades que se desarrollan de acuerdo con los ritmos de avance de cada participante.

Salud Mental

La Unidad de Salud Mental de la Seremi de Salud trabajó dos enfoques junto a los profesionales de la educación. Uno tiene que ver con la prevención del suicidio en adolescentes y la otra en promover la entrega de herramientas en el contexto de la Pandemia de COVID-19 con el objetivo de brindar los recursos técnicos que permitan ir en apoyo de los estudiantes, familias, docentes y asistentes de la educación.

“La pandemia generó diversas modificaciones en los estilos de vida de las personas, por lo tanto, es de gran relevancia que los colegios puedan capacitarse en apoyo emocional e indicadores de alerta frente a situaciones de inestabilidad emocional que puedan demandar atención especializada. Por ello hubo capacitaciones sobre los procesos de derivación de alumnos y familia a la red de salud, con el propósito de atender oportunamente las necesidades que se presenten y de esta forma prevenir que se agudice la situación”, manifestaron desde la Secretaría Regional Ministerial de Salud de Tarapacá.

Respecto a los contenidos abordados por COVID-19, la Autoridad Sanitaria entregó una serie de recomendaciones para asistir a las personas que lo necesiten como mitigar problemas de angustia, ansiedad o tristeza durante este periodo, a través de la estrategia de Cuadrillas Sanitarias Escolares presentes en más de 20 establecimientos educacionales. Asimismo, difunde la plataforma “SaludableMente” (https://www.gob.cl/saludablemente/) para acceder a consultas psicológicas en línea y de forma gratuita.

image_pdfimage_print