Creyeron que tenía problemas mentales

Sufrió un cuadro ansioso en Terminal de Buses y realizó un extraño ritual que preocupó a pasajeros, solicitando la presencia de carabineros, que la detuvo.

Lissette Rosabal Álvarez

 

Una ciudadana de origen haitiano identificada como Vitha Malbranche, quien se dirigía hacia Brasil con su bebé, sufrió una descompensación en el Terminal de Buses de Iquique a su paso por la ciudad. Allí quedó manifestado su dificultad para comunicarse ya que no habla ni entiende español y el idioma que maneja es creole, lengua originaria de su país.

Vitha, viajaba con su hijo desde Santiago hacia Brasil para reunirse con su hermano. En el trayecto, sufrió un cuadro ansioso que alertó a los pasajeros por lo que la bajaron del bus. Tras este confuso y violento hecho, manifestó su angustia mediante un ritual propio de la cultura haitiana, pidiendo ayuda a sus dioses mediante rezos y danza, motivo por el cual fue detenida por carabineros.

Tras ser asistida por médicos debido a esta descompensación y dada su barrera idiomática quedó internada de manera arbitraria en la unidad de siquiatría del Hospital Regional en la Unidad de Corta Estadía tras diagnosticarse -manera errónea- con problemas mentales, en tanto su lactante de 5 meses fue trasladado a una residencia de Sename donde permanece aún.

Tras una audiencia en el Tribunal de familia, se determinó que el niño fuera trasladado desde el Hospital Regional de Iquique a una residencia para lactantes y que Vitha permaneciera internada en la UCI de Psiquiatría. La decisión fue tomada a pesar que se demostró permanentemente que no presentaba signos de ningún tipo de problema de salud mental y que el niño tampoco presentaba signo alguno de maltrato o descuido.

Durante la primera semana que estuvo internada, a Vitha no se le permitió ver y amamantar a su hijo y tampoco contó con traductor/a que le informara las razones por las cuales se encontraba en el recinto hospitalario.

La ciudadana tras darse de alta contactó con una estudiante de leyes quien actualmente se encuentra en período de prácticas, para el reclamo pertinente de su bebé, proceso en el cual se mantiene.

Para analizar el caso se reunieron en una mesa de coordinación la Sede Regional de Tarapacá con representantes del Organismo Colaborador de Sename, Nido Amigo, Centro de la Mujer de Sernameg, Unidad de Corta Estadía Psiquiátrico del Hospital Regional, Programa Mi abogado de CAJTA, Observatorio de los DDHH de las Mujeres y representantes de Agrupación Pro-migrantes de la sociedad civil AMPRO.

Estas organizaciones están colaborando en todo lo que implica resguardar los derechos de Vita y su hijo. Integrantes del Observatorio preparan su defensa en la audiencia del próximo 27 de febrero. Así como también, Amose Etienne -mujer haitiana y activista de AMPRO- ha logrado comunicarse fluidamente con Vitha desde el jueves 14 de febrero, accediendo a su versión de los hechos y facilitando la comunicación con su hermano en Brasil. Amose participará como intérprete oficial de creole-español en la audiencia que tendrá carácter reservado.

Estas organizaciones están colaborando en todo lo que implica resguardar los derechos de Vita y su hijo. Los puntos tratados apuntaron a la reunificación de la ciudadana con su hijo y que puedan continuar su viaje a Brasil, donde la espera el hermano.

En todo el proceso se han cometido sistemáticas violaciones a los derechos fundamentales tanto del niño como de Vitha. Entre ellos: la medicación no consentida ante un diagnóstico no adecuado para el caso; la interrupción arbitraria de su proceso de lactancia; su derecho a la legítima defensa al negarle una adecuada comunicación etc.

Todo ello da cuenta de una serie de situaciones irregulares en los procesos que se llevan a cabo durante su detención del cual se deben desprender responsabilidades institucionales. Vitha fue víctima de un sistema estructuralmente violento, racista y patriarcal reproducido sistemáticamente por el Estado contra las mujeres, y en particular, contra mujeres migrantes empobrecidas.

La maternidad de Vitha y la restauración de la libertad y el derecho a migrar depende actualmente de una audiencia que tendrá lugar este 27 de febrero a las 12 horas. Esta podría convertirse en la primera de muchas citas ante la corte, en tanto Vitha continúa en Chile sin derecho a ver a su hijo, el cual se lo quitaron por creerla loca.

image_pdfimage_print