Profesionales del corte y peinado exigen ser considerados “trabajo esencial”

Una intervención urbana denominada “La peluquería más grande de Chile” hicieron ayer en calle Vivar los trabajadores y trabajadoras de peluquerías, barberías y salones de belleza. La manifestación buscó demostrar (y concientizar) a las autoridades que el trabajo que ellos brindan es esencial y se puede cumplir con los protocolos sanitarios.

Pasadas las 11 horas, peluqueros, estilistas, barberos, manicuristas y otros profesionales de la belleza, colocaron sus sillones, lava pelos y mesas en la calzada para atender a quienes buscaban un New Look. En la ocasión fueron varios los transeúntes que aprovecharon para atenderse con un corte, alisado, tintura o visos, rasurado de barba y bigote, diseño y pintado de uñas, forma de cejas y otras especialidades del fashion y hair coiffure.

Demostrando que con distanciamiento físico y medidas sanitarias, pueden desarrollar su labor, peluqueros y barberos de Iquique atendieron ayer a su clientela.

Alexandra Magnani es quien lidera la gestión del gremio para conseguir que sean considerados “esencial” y las permitan abrir las puertas de sus salones.

Señaló que siguen sin tener respuesta de las autoridades a sus requerimientos, a pesar que presentaron un protocolo para atención de clientes el cual fue aprobado por la autoridad sanitaria regional.

“Tenemos que seguir manifestándonos, aquí representamos la peluquería más grande de Chile en una intervención urbana con varios peluqueros manicuristas, gente haciendo cejas, fueron alrededor de 30 personas trabajando. La idea es seguir con la lucha para que nos consideren servicio esencial”.

Las manifestaciones de los trabajadores de la belleza continuarán hasta que las autoridades entienden que ellos prestan una labor esencial y autoricen la reapertura de locales.

Lamentó la estilista que no tengan respuesta a ninguna carta de las que han enviado desde el 2020, recibiendo solo el consejo que postularan a los bonos y fondos de gobierno.  “No hay respuesta del Seremi de Salud, del Gobernador, de nadie. Nos ignoran a nivel regional.  Hay un 40 % de locales cerrados, somos cerca de 400 profesionales de belleza en la ciudad, un grupo grande de gente si consideramos a las familias. Necesitamos trabajar, abrir los locales”.

Con desazón comentó que, como profesionales de la belleza, le presentaron un protocolo a la Seremi de Salud el cual se aprobó y lo aplaudieron, pero hasta el momento no se ha conseguido nada.

Cortar el tránsito en calle Vivar, atendiendo a sus clientes en modo de protesta, marcó la tercera semana de manifestaciones.

“En ese protocolo se establece atender por horas, con el permiso que se solicita para hacer compras.  Atender sólo clientes agendados con control de personas que ingresan, en caso de contacto estrecho y avisar al Minsal. Atender con separadores, mascarilla, guantes. Eso está hecho para trabajar en cuarentena y fase 2.  Sabemos que podemos trabajar de manera segura sin riesgo de contagio”.

image_pdfimage_print