Comienzan a surgir voces en contra de la propuesta de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que pretende considerar a la vejez como enfermedad.

En Iquique, Guillermo Varas Arancibia, asistente social, magister en Educación y diplomado en gerontología social ha comenzado a recibir opiniones de organizaciones de adultos mayores sobre lo que se considera una discriminación por edad.

Es que de distintos ámbito comienzan a surgir críticas por el impacto mundial, la preocupación, sumándose el rechazo del Congreso chileno y organizaciones sociales de personas mayores, tal es la reacción que provocó la información-indicó.

«Esto se produjo por la posible intención de la Organización Mundial de la Salud de declarar a la vejez como una enfermedad, dentro de la clasificación estadística internacional de enfermedades y problema de salud relacionadas» dijo.

Según información proporcionada por el Asistente Social de la Universidad Católica de Chile, Guillermo Varas, a contar del año 2022, la CIE-11 ha clasificado a la vejez con el Código MG2A, en la sección de síntomas generales.

Dicha clasificación ha generado múltiples reacciones en el mundo entero, confirmando que esa acepción es un grave retroceso en términos de discriminación.

«No puede ser que se considere como patología, aquello que es normal y esperable en la vida. Por ello se exhorta a todos los organismos internacionales y nacionales a buscar una sociedad que no discrimine a nadie independiente de su edad.

Asimismo, precisó que la Red Interdisciplinaria Sobre Envejecimiento, en la Universidad de Chile, señala que la OMS ocupa la Clasificación Internacional de Enfermedades que incluye definiciones y criterios para todas las Patologías y condiciones patológicas y que ello genera en esta organización una marcada sorpresa, molestia y desilusión al encontrarnos con que, bajo un código en la sección de “síntomas generales” se haya incluido a la vejez

«Esta declaración de intenciones que se materializará a contar del mes de enero del 2022, representa un acto contradictorio y equívoco con la orientación y acuerdos adoptados por la Convención Intermericana de Protección de los Derechos Humanos de las personas mayores».

Así, Varas Arancibia,  rechazó enérgica y tajantemente la inclusión de la vejez en esta categorización, pues sostiene que la vejez es una etapa natural y no patológica del curso de la vida, tal como es la Infancia o la adultez y que cualquier otra descripción, correspondería a discriminación por edad o viejismo.

Se suma a este rechazo el Comité Latinoamericano y del Caribe de la Asociación Internacional de Gerontología y Geriatría y la Sociedad de Geriatría y Gerontología de Chile.

En este sentido, también el Congreso Nacional, en la persona de la diputada Carolina Marzán, quien preside la Comisión de Personas Mayores y Discapacidad, que presentó un Proyecto de Resolución a la Cámara para solicitar al Gobierno para que en nombre del Estado Chileno, firmante de la Convención de Derechos Humanos de las personas mayores, rechace de manera enérgica esta errónea iniciativa de la OMS, de declarar la vejez como una enfermedad.

image_pdfimage_print