Una bulliciosa y nutrida caravana concretaron  en sus motos y bicicletas los repartidores de comida rápida, para protestar por la inseguridad en que desarrollan su labor. La movilización congregó sobre el centenar de trabajadores de aplicaciones.

El punto de salida fue el mall y tras recorrer las principales avenidas de la ciudad, culminaron su movilización con un mitting en el estacionamiento de la Unap.

Franchesca Richard, una de las trabajadoras del delivery en la ciudad, comentó que la actividad buscó denunciar la precarización laboral en que se desempeñan y se les escuche en sus demandas por mayor seguridad.

La colorida y extensa columna provocó atochamientos de circulación en Héroes de La Concepción, Tadeo Haencke, Serrano, avenida Artur Prat , entre otras vías.

“En días pasados dos delivery murieron en Santiago, un colega fue arrastrado 90 metros por un conductor ebrio que circulaba contra el tránsito y otro fue asaltado y apuñalado al entregar pedidos. Como delivery tenemos poca seguridad, las aplicaciones no dan nada para eso. En cualquier trabajo hay un seguro laboral para accidentes. Nosotros salimos a trabajar, sabemos lo que enfrentamos, que el peligro está en la calle, pero es inhumano que las aplicaciones no consideran eso y no se hagan cargo”.

Acotó que en la región son más de mil los trabajadores de aplicaciones y a nivel nacional están  desde el lunes movilizándose y con paralizaciones diarias de las distintas aplicaciones de delivery.

image_pdfimage_print