Qué revela la nueva imagen del agujero negro supermasivo que por primera vez nos mostró cómo son estos monstruos gravitacionales

En 2019 los astrónomos
nos sorprendieron con la primera imagen que se lograba de un agujero negro.

Dos años después, nos
revelan lo que ocurre en el campo magnético que
rodea a ese famoso monstruo gravitacional.

Se trata del agujero negro supermasivo ubicado en el
centro de la galaxia Messier 87 (M87) en la constalación de Virgo, a 55
millones de años luz de la Tierra.

Este agujero es tres millones de veces más grande que nuestro
planeta
, con una masa 6.500 millones de veces mayor que la del Sol.

«Lo
que vemos es evidencia crucial para entender cómo se comportan los campos
magnéticos alrededor de los agujeros negros», dijo en un comunicado Monika
Mościbrodzka, investigadora del Telescopio de Horizonte de Eventos (EHT, por
sus siglas en inglés), colaboración de cerca de 300 científicos que hizo
posible la primera imagen del agujero.

Esta fue la primera imagen de M87, que también fue la primera imagen de un agujero negro.

¿Qué se ve en la imagen?

Lo que muestra esta imagen
es el vórtice de ondas de luz que
genera el campo magnético que rodea al agujero.

La imagen revela que
una porción significativa de la luz alrededor del agujero M87 está polarizada debido a la atracción del campo
magnético.

Eso significa que una
luz que normalmente viajaría en todas las direcciones (despolarizada), de
repente se ordena y se enfila en una sola dirección (se polariza) debido a una fuerza externa.

En este caso la fuerte
gravedad del agujero hace que su campo magnético se doble y haga que las ondas
de luz se polaricen, es decir, que oscilen en una misma
dirección ordenada.

De esa manera, el
campo magnético actúa como un poderoso
filtro polarizador 
que permite ver lo que ocurre en el entorno del
agujero.

Los científicos del
EHT aprovecharon este fenómeno para observar mejor lo que ocurre en esa zona,
de la misma manera que unas gafas oscuras o
el filtro polarizado de los vidrios de un automóvil nos permiten ver solamente
lo que necesitamos.

El agujero está en el centro de la galaxia Messier 87, a 55 millones de años luz de la Tierra.

¿Qué es un agujero negro?

  • Un agujero negro es una región del espacio donde la materia ha
    colapsado sobre sí misma
  • La atracción gravitacional es tan fuerte que nada, ni siquiera la
    luz, puede escapar
  • Los agujeros negros surgen de la desaparición explosiva de ciertas
    estrellas grandes
  • Pero algunos son verdaderamente gigantescos y tienen miles de
    millones de veces la masa de nuestro Sol
  • Los agujeros negros se detectan por la forma en que influyen en su
    entorno

Chorros de luz

Las líneas que muestra
la imagen corresponden a la luz polarizada en el campo magnético del agujero
negro.

Lo que vemos son los
rayos polarizados que logran escapar del
horizonte de ventos
, que es la frontera donde el agujero se traga todo lo
que llega a él.

La imagen muestra la intensidad y la dirección de esos rayos
fugitivos.

Un agujero negro
engulle la mayoría de la materia que llega a él, pero algunas partículas logran
escapar y son lanzadas al espacio a grandes
distancias
 en forma de chorros.

La imagen muestra los chorros de luz polarizada que escapan del agujero negro.

Los chorros de energía
y materia en forma de plasma (gas caliente) que escapan del M87 pueden viajar a
cerca de 5.000 años de luz de distancia,
mucho más allá de la galaxia misma, según el EHT.

Gracias a esta nueva
imagen, los expertos pueden estudiar por primera vez esa región donde el
agujero traga y expulsa materia.

«Las
observaciones sugieren que los campos magnéticos del borde del agujero negro
son lo suficientemente fuertes como para tirar del gas
caliente
, haciendo que resista la atracción gravitatoria», explica en
un comunicado Jason Dexter, investigador del EHT.

Así, con esta nueva
imagen, se siguen recopilando pistas para
comprender al gran monstruo gravitacinal M87.

Fuente: BBC News Mundo