Más de la mitad de los estudiantes sabe identificar sus emociones, pero solo un tercio tiene facilidades para expresarlas

Diagnóstico Integral de Aprendizajes:

Resultados Región de Tarapacá

-El desarrollo y
aprendizaje socioemocional ha sido central en pandemia. Según los resultados
del diagnóstico realizado por la Agencia de Calidad, del total de estudiantes
que participaron desde 4° básico a IV medio, en la Región de Tarapacá el 62% declara
“darse cuenta fácilmente de las emociones que sienten”, sin embargo, solo 31%
logra expresarlas.

-La Agencia de Calidad
de la Educación creó “Lila y sus emociones”, una herramienta que promueve el
desarrollo socioemocional desde la Educación Parvularia, pilar fundamental para
el desarrollo y aprendizaje futuro
.

Según los resultados del Diagnóstico Integral de Aprendizajes
(DIA), aplicado en marzo por la Agencia de Calidad de la Educación en más del
80% de los establecimientos del país, de los estudiantes que respondieron los
cuestionarios socioemocionales desde 4° básico a IV medio, en la Región de
Tarapacá el 62% declara darse cuenta fácilmente de las emociones que sienten,
por ejemplo, pena, rabia, alegría, miedo, entre otros.

Sin embargo, en promedio solo un 31% señala tener facilidad
para comunicar las emociones que están sintiendo. Desde que comenzó la
pandemia, el desarrollo y el aprendizaje socioemocional ha sido uno de los
temas centrales, especialmente considerando que el bienestar socioemocional va
de la mano con el aprendizaje académico.

Por esta razón, el Diagnóstico Integral de Aprendizajes no
solo mide tanto el área académica, también lo socioemocional, al ser dos áreas
estrechamente vinculadas. “En 2020, el Diagnóstico se enfocó en conocer el impacto
del confinamiento desde el punto de vista socioemocional, mientras que en 2021
se orientó a conocer las percepciones de los propios estudiantes respecto de su
aprendizaje socioemocional en pandemia, con el fin de que las escuelas pudieran
evaluar las estrategias que han estado aplicando en este ámbito”, explica
Daniel Rodríguez, secretario ejecutivo de la Agencia de Calidad.

De acuerdo a los resultados del DIA aplicado en marzo, en la
región los estudiantes de 4° básico son quienes tiene más facilidades para
identificar cómo se sienten (73%), mientras que en 8° básico un 54% declara
aquello.

Una tendencia similar se observa respecto a expresar lo que
sienten: mientras que en 4°básico un 43% dice tener facilidades para comunicar
sus emociones, en enseñanza media solo un 28% lo declara. En tanto, el nivel
que presenta más dificultades en este ámbito es 6° básico, donde solo 26% dice
que “es fácil para mí decirle a los demás lo que estoy sintiendo”. Asimismo,
casi la mitad de los estudiantes (45%) de 4° básico a IV medio dicen poder
expresar lo que sienten tranquilamente.

En cuanto a la gestión que hace el establecimiento del
aprendizaje socioemocional, se observa que la gran mayoría de los estudiantes
de 4° básico (79%) en la región señaló que en el colegio les enseñan a expresar
sus sentimientos y emociones. Sin embargo, la proporción de estudiantes que
responde favorablemente a esta pregunta disminuye en los grados más altos,
llegando al 49% y 48% en III y IV medio.

Educación Parvularia:
base del bienestar

Distintas investigaciones en el ámbito
de la psicología y la neurociencia confirman que los primeros años son la base
de nuestra salud física, mental y cognitiva. Y si bien la pandemia ha afectado
a todas las personas de diferentes maneras, en el caso de los más pequeños es
especialmente apremiante, porque todo lo que sienten y perciben en esta etapa
tendrá un impacto en su desarrollo futuro.

Para contribuir con el desarrollo
socioemocional desde la primera infancia, pilar fundamental del desarrollo
futuro, la Agencia de Calidad creó “Lila y sus emociones”, un diagnóstico
socioemocional para Educación Parvularia, protagonizado por Lila la ardilla.
Actualmente, la plataforma cuenta con más de 22.000 usuarios.

A través de distintos recursos y
actividades que fueron renovados en 2021, familias y educadoras pueden
identificar cómo se sienten los párvulos en este contexto, y al mismo tiempo,
promueve que los niños y niñas sepan identificar sus propias emociones, las de
otros, y también puedan expresarlas.