Su grupo familiar compuesto de cinco personas fueron trasladados a una residencia sanitaria en Iquique.

Una rápida acción del Departamento de Salud de Colchane evitó que un joven venezolano de 26 años se convirtiera en una nueva víctima fatal de la diáspora que afecta a Venezuela y que tiene como trágico escenario el altiplano chileno.

El joven ingresó irregularmente por un paso no habilitado desde Bolivia junto a cinco integrantes de su grupo familiar, sufriendo

La médico cirujano de Colchane, Angélica Vargas, informó que el migrante fue trasladado desde la subcomisaría de Colchane al recinto de salud, presentando una anemia falciforme que impedía la oxigenación de sus órganos con el peligro inminente de un infarto al baso, por lo que fue trasladado al Hospital Regional de Iquique, “aquí fue tratado con fluidoterapia, oxígeno y analgesia. Llegó anoche desde Bolivia con un dolor abdominal que ha tenido desde hace 5 días justo en la zona del baso”, dijo la profesional.

La anemia falciforme es un grupo de trastornos hereditarios en los que los glóbulos rojos adquieren forma de hoz. Las células mueren antes de tiempo, lo que deja una escasez de glóbulos rojos saludables (anemia falciforme) y puede obstruir la irrigación sanguínea.

NECESIDAD

Irene Pérez cónyuge del paciente trasladado explicó que la necesidad de alimentar a su familia en Venezuela los llevó a arriesgar la vida en el extremo clima andino, “lo que ganábamos en el Perú no nos alcanzaba absolutamente para poder alimentar a mis padres en Venezuela y a mis dos niños que todavía están en Venezuela. Por eso estoy acá, porque no tengo recursos para alimentar a mis hijos y a mis padres”.

Agregó que llevaban dos días en territorio chileno y el grupo que traspasó la frontera, además de su hospitalizado esposo, lo integran dos hijos, la nuera y una sobrina.  El destino final de ellos es Santiago donde tiene parientes que los acogerán.

Según el alcalde de Colchane Javier García Choque, este es el 18 traslado de migrantes irregulares que el municipio debe costear debido a las precarias condiciones de salud con que llegan a Chile, “más importante que los 13 de millones de pesos, que en su origen están destinados para nuestros pobladores y que debemos ocupar para el traslado urgente de migrantes irregulares, es necesario tener en cuenta el absurdo empecinamiento del Intendente, del ministro del Interior Rodrigo Delgado y del Presidente Piñera de decir que ha disminuido el ingreso de migrantes. Este ha continuado con un mayor peligro para la vida de éstos debido a lo crudo que se viene el invierno en el altiplano.

Insisto que este no es un problema que se solucione con leyes restrictivas o un show mediático. Los gobiernos de Perú, Chile y Bolivia deben conversar en serio, hoy pudo morir un padre de familia y todos somos responsables para que esto no siga sucediendo”, acotó el edil andino.

image_pdfimage_print