Ayer, feriado, los miembros del Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores de Tiendas París, se tomaron un descanso luego de quince días de manifestaciones, en el marco legal de su huelga.

«Nuestra gente ha sufrido un prolongado agotamiento protestando a las puertas de la empresa Paris, que se niega a un arreglo. Nos le importa a la empresa perder millonarias ventas y dejar a sus clientes al garete, igualmente como lo hace con sus trabajadores. La ciudad está observando una total falta de sensibilidad social de parte de la gerencia de Tiendas París. La gente nos apoya y los automovilistas saludan con bocinazos, nuestro movimiento», dijo Félix Castillo, presidente del sindicato.

Así las cosas, este martes reanudarán sus manifestaciones en las puertas de la multitienda, perteneciente a una cadena nacional de locales.

image_pdfimage_print