• La diabetes es una enfermedad crónica que requiere control médico para ajustar los tratamientos y que los niveles de azúcar en la sangre se puedan mantener estables. Sin embargo, en medio la pandemia, los pacientes han enfrentado dificultades que le impiden este seguimiento.
  • La diabetes no controlada puede generar un deterioro progresivo de la salud de las personas y, además, eso la convierte en un factor de riesgo importante para generar una evolución grave ante el contagio por Covid-19.

En todos estos meses de pandemia, desde la Sociedad Chilena de Diabetología (Sochidiab) han visto que los pacientes con diabetes mellitus descompensada desarrollan neumonía por Covid-19 de mayor gravedad, con hospitalizaciones más prolongadas y también han tenido mayor mortalidad. La caída en los controles de esta enfermedad se evidencia en la disminución de nuevas personas registradas en el Programa de Salud Cardiovascular del Ministerio de Salud (Minsal) ya que “en 2019, ingresaron alrededor de 84 mil pacientes, mientras que, en 2020, primer año de la pandemia, lo hicieron sólo 50 mil personas, lo que equivale a una diferencia de más de 30 mil ingresos”, señala la Dra. Cecilia Vargas, presidenta de la Sochidiab.

Ante esta situación, “como sociedad médica queremos llamar la atención del público en general y de todo el sistema de salud en que se deben retomar los controles médicos y lograr compensar a la brevedad a aquellos pacientes que han descuidado su tratamiento, ya sea por menor adherencia a la dieta, sedentarismo o falta de acceso a su terapia habitual. Idealmente, nunca deberían postergarse los controles porque la diabetes puede ser asintomática y la persona puede confiarse al no detectar sintomatología; puede estar descompensada sin darse cuenta. La única forma de tratar la diabetes con éxito es controlando a tiempo”, expresa la Dra. Vargas.

La importancia de controlar la diabetes

La Organización Panamericana de la Salud1 señala que, en las Américas, más de 60 millones de personas viven con diabetes, principalmente con diabetes tipo 2 (DM2), y si no se toman medidas, se estima que para 2040 habrá más de 100 millones de adultos con esta enfermedad. Además, cada año, más de 340.000 personas mueren por complicaciones relacionadas con la diabetes en la región.

En nuestro país, el panorama confirma la tendencia internacional. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud 2016-2017, la sospecha de Diabetes Mellitus es del 12,3%, lo que equivale a 1.807.226 habitantes. La DM2, incluso, se incrementó sobre todo en los más jóvenes (tramo de 15 a 24 años) pasando del 0,4% en la medición anterior al 1,8%.

Ante ello, la Dra. Vargas indica que “si la enfermedad no es regulada de forma periódica, puede haber un deterioro progresivo en la salud de los pacientes, lo cual no tiene vuelta atrás. Además, los niveles elevados de glucosa en la sangre pueden provocar daños renales y en las córneas, entre otras partes del cuerpo”.

Por otra parte, la falta de control dificulta el diagnóstico y la capacidad de tratar a los pacientes de forma adecuada. Según cifras de la Organización Panamericana de la Salud (OPS)2, cerca de un tercio de los pacientes de diabetes tipo 2 no está diagnosticado.

La especialista de la Sochidiab expresa que “falta mejorar el acceso a la tecnología de los pacientes. No se ha tenido en cuenta que algunos viven en sectores rurales o de difícil acceso. Además, es necesario contar con software adecuados para el ingreso y procesamiento de datos, porque no basta con que los declaren por teléfono o videollamada. Es un problema por resolver».

¿Cómo mejorar el control de la diabetes?

La diabetóloga de la Sochidiab recomienda:

–             Seguir una dieta saludable

–             Hidratarse adecuadamente

–             Realizar actividad física dentro del domicilio (por ejemplo: bailar es una opción entretenida, que no tiene costo y se puede hacer dentro de casa)

–             Tomar a diario la terapia farmacológica indicada

–             Preguntar si su consultorio o su centro de salud está efectuando controles médicos, ya sea presenciales o por telemedicina. Varios han implementado el sistema de llamada telefónica o videollamada, lo que facilita la continuidad de los controles, incluso en períodos de cuarentena.

1.            La OPS pide que se mejore el control de la diabetes para prevenir complicaciones y COVID-19 grave. Tomado de https://www.paho.org/es/noticias/12-11-2020-ops-pide-que-se-mejore-control-diabetes-para-prevenir-complicaciones-covid-19. Consultado el 14 de junio de 2021.

Acerca de la Sociedad Chilena de Diabetología (Sochidiab)

La Sociedad Chilena de Diabetología (Sochidiab) es una corporación sin fines de lucro, que reúne a profesionales relacionados con esta subespecialidad médica, facilitando su comunicación y organización. Además de contribuir al desarrollo de la Diabetología en todos sus niveles, promoviendo la investigación científica, tecnología, docencia y ética, se preocupa de la prevención de la enfermedad y de favorecer mecanismos que aseguren la mejora continua en la atención y tratamiento de los pacientes, propiciando y participando en la generación de políticas de salud pública, entre otros importantes objetivos.

Página Web: https://sochidiab.cl/ | Instagram: @sochidiab

image_pdfimage_print