Subsecretario de Pesca: “hay una preocupación permanente” por la flota china que se aproxima a las costas chilenas

El Subsecretario de Pesca y Acuicultura, Román Zelaya, advirtió que “estamos
alerta” ante el desplazamiento de una flota pesquera china que se aproxima a
las costas chilenas.

“La Armada, el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) y nuestra
Subsecretaría estamos coordinados y trabajando permanentemente en el control y
monitoreo de esta flota china para que precisamente se cuiden nuestras 200
millas y nuestro mar territorial”, afirmó la autoridad.

Según distintos reportes, las naves chinas viajan de norte a sur, tras
desarrollar sucesivamente operaciones extractivas frente a las aguas de Ecuador
y Perú.

“Estamos tranquilos,  pero alertas. Hay una preocupación 24-7”, subrayó el
Subsecretario, quien ha abordado el tema con otras autoridades durante los
últimos días.

En uno de esos encuentros participaron el Ministro de Economía, Fomento y
Turismo, Lucas Palacios, el Director General del Territorio Marítimo de la
Armada, Vicealmirante Ignacio Mardones, y el Subsecretario: “Estuvimos
analizando toda la información y datos, y nos parece que hay un control  y
monitoreo permanente y oportuno para el cuidado de nuestra soberania”,
sintetizó Zelaya.

Desde esa perspectiva, la autoridad destacó el doble compromiso de nuestro país
“con su resguardo territorial y el control de sus fronteras”, así como con “el
combate a la pesca ilegal no declarada y no reglamentada, tal cual lo hemos
materializado al interior del país, y reafirmado en todos los foros
internacionales  en los cuales Chile participa”.

En ese contexto, el Subsecretario respaldó la tarea que está llevando adelante
la Armada frente al tema de la flota china, así como las diversas labores que
desarrolla diariamente a lo largo de las costas nacionales, en el ámbito de la
actividad pesquera.

“El control fronterizo y el combate a la pesca ilegal son dos aspectos
esenciales, y en eso estamos trabajando todas las instituciones del Estado”,
finalizó Román Zelaya.