Trump-Biden: Uno de los cambios de mando más extraños de la historia de EEUU

Joe Biden asume la Presidencia de Estados Unidos este 20 de enero en un cambio de mando absolutamente distinto a los demás, debido a la pandemia, a los problemas de seguridad que se evidenciaron tras el asalto al Capitolio del pasado 6 de enero y a la negativa de Donald Trump de reconocer su derrota electoral.

Uno de los hechos más llamativos será la ausencia del Presidente saliente, algo que no ha sucedido en 152 años. El último que hizo lo mismo que Donald Trump fue Andrew Johnson, quien en 1869 optó por no ir al juramento de su sucesor Ulysses Grant, con quien tenía una pésima relación. John Adams en 1801 y su hijo John Quincy Adams en 1829 tampoco fueron a la investidura de sus sucesores.

Donald Trump dejará la Casa Blanca el martes 19 o el miércoles 20 en la mañana para dirigirse a su residencia en Florida y no recibirá a su sucesor y a su esposa en la sede presidencial, como marca la tradición del día 20. Biden, quien se encuentra viviendo actualmente en el estado de Delaware, se mudará a la Casa Blanca el miércoles en la tarde.

Se calcula que para el cambio de mando de 2009, cuando Barack Obama llegó al poder, unas 2 millones de personas llegaron a Washington algo muy lejano a lo que pasará este miércoles. Y si en las últimas ceremonias había 200.000 entradas disponibles para asistir al juramento, debido a la pandemia ahora hubo sólo 1.000. En lugar del habitual desfile por la avenida Pennsylvania hasta la Casa Blanca, se organizará un “desfile virtual”.

Tras el asalto al Capitolio, la ceremonia del miércoles será una de las más resguardadas de la historia: se calcula que unos 20.000 miembros de la guardia nacional protegerán la ciudad (para el cambio de mando de 2017 fueron 8.000), además de los policías locales. Toda la zona del Capitolio estará cerrada y muchos hoteles del centro no abrirán sus puertas para evitar la llegada de posibles alborotadores. 

El cambio de mando se realizará en el frontis Oeste del Capitolio, tal como se ha hecho desde que Ronald Reagan asumió en 1981. Junto al nuevo Presidente Joe Biden y su familia, en el escenario principal estarán la Vicepresidenta Kamala Harris, el vicepresidente saliente Mike Pence y 3 de los actuales 4 ex Presidentes vivos de Estados Unidos: Bill Clinton (1993-2001), George W. Bush (2001-2009) y Barack Obama (2009-2017). Quien presentó sus excusas y no asistirá por precauciones de salud es el ex mandatario más longevo de la historia norteamericana: Jimmy Carter (1977-1981), quien tiene 96 años.

A las 12.00 hora de Washington (14.00 en Chile), Joe Biden se convertirá en el Presidente número 46 de Estados Unidos. El jurará sobre una Biblia que pertenece a su familia desde 1893 y que sorprende por su gran tamaño: tiene nada menos que 12,7 centímetros de ancho. Biden, quien será el segundo mandatario católico en la historia de Estados Unidos (el primero fue John Kennedy, quien gobernó  entre 1961 y 1963) ya ha usado esa Biblia para otros juramentos: el último de ellos en 2013 cuando asumió su último período como Vicepresidente. El encargado de esta parte de la ceremonia es el Presidente de la Corte Suprema John Roberts, el mismo que le tomó los juramentos a Obama y Trump. Poco antes de la asunción de Biden se producirá otro hecho histórico y único: por primera vez una mujer, Kamala Harris, jurará como Vicepresidenta de Estados Unidos. Generalmente, ese juramento lo realiza otro de los jueces o juezas de la Corte Suprema.

Las grandes estrellas, ausentes en el cambio de mando de hace 4 años, volverán a aparecer el miércoles. La popular Lady Gaga será la encargada de cantar el himno de Estados Unidos, mientras que Jennifer Lopez actuará durante la ceremonia. Tras el juramento de Biden, las habituales celebraciones serán, por primera vez, virtuales. Así, el actor Tom Hanks será el anfitrión de un show televisivo donde actuarán figuras como Justin Timberlake, Demi Lovato y Jon Bon Jovi y que se transmitirá en horario prime a través de las grandes cadenas estadounidenses y de plataformas de streaming.