Cuenta con alrededor de 9 mil inscritos

En el contexto de la pandemia, la ubicación de las nuevas y modernas dependencias de la Farmacia Municipal de avenida Los Álamos N°3056, con avenida Ramón Pérez Opazo, ha sido destacada por la ciudadanía, por la calidad de su infraestructura,  personal que presta servicios en el lugar y por, sobre todo, los productos farmacéuticos a precios mucho más económicos de los que ofrecen las farmacias del mercado farmacéutico habitual.

A pesar que hay restricción de desplazamiento por estar en cuarentena la ciudad, el público se mantiene comprando en la Farmacia. Según señala Paulina Carreño, directora técnica de la Farmacia Municipal, la atención en cada jornada se realiza sin inconvenientes en sus nuevas instalaciones y los usuarios son atendidos por orden de llegada.

“En este nuevo espacio, mucho mejor al que se contaba antes, las personas reciben un mejor servicio y no esperan tanto, ya que hay más personal que realiza las labores de atención al público, además que cuentan con un lugar amplio, con sillas y climatizado que hace todo más agradable para todos”, aseveró.

Dijo que en la actualidad hay cerca de 9 mil inscritos en la Farmacia, y se está atendiendo en promedio 900 personas al mes. Precisó que los lunes y viernes son los días que más se vende, donde acuden entre 30 y 50 personas diarias, además de los fines de mes y fecha de pago.

Asimismo indicó que el público más recurrente son los enfermos crónicos que no pueden interrumpir su tratamiento y periódicamente compran en la Farmacia.

Medicamentos

Entre los diferentes tipos medicamentos, la Farmacia Municipal ofrece productos para uso crónico de diabéticos, hipertensión y para la próstata; además el usuario puede adquirir medicamentos para la cura del resfrío, antibióticos y una amplia gama de fármacos.

También la ciudadanía puede encontrar leches y suplementos alimenticios como las Nat 100, similares a los Ensure y Lucerna.

Todos estos medicamentos y productos, aseguró la directora de la Farmacia Municipal, representan una economía para el hogar de las familias, y según sus características variará su valor comercial, existiendo diferencias de un 30, 90 por ciento y más, comparado al que ofrecen las farmacias tradicionales.

A modo de ejemplo, un medicamento para la diabetes aquí tiene un costo de 20 mil pesos, y fuera de la farmacia 40 mil pesos, una caja de paracetamol sale como $300, casi un tercio más económico que cuesta en otro lugar.

Inscripción

Para ser parte de este beneficio que gestionó la actual administración del alcalde Patricio Ferreira, con la finalidad de entregar una mejor salud a los vecinos y vecinas, y para ayudar a disminuir los gastos de las familias más vulnerables, los usuarios deben inscribirse adjuntando documento que acredite su domicilio más la foto del carnet.

Para acreditación de domicilio sirve la ficha de protección social, un certificado notarial o un certificado de residencia de la junta de vecinos. Las cuentas de agua y luz no se aceptan.

Por otra parte, la gente que no vive en la comuna pero trabaje en ella y quiere ser parte del beneficio, tiene que pedir un certificado del empleador que ratifique su empleo en Alto Hospicio, más la foto del carnet. Cumpliendo esos trámites queda apto para inscribirse.

Se recuerda que la persona al inscribirse queda automáticamente inscrita también en la Óptica Municipal, que empezó a funcionar en el mismo edificio en donde está la Farmacia.

El horario de atención de la Farmacia Municipal es de lunes a viernes las 9.00 hasta las 14.00 horas y de 15.00 a 17.00 horas.

image_pdfimage_print