Veinte jóvenes del Liceo Minero Juan Pablo II de Alto Hospicio realizan su práctica de explotación minera en faena Collahuasi

  • Apoyados por la Vicepresidencia Mina
    de la compañía, los estudiantes iniciaron la etapa de práctica y
    reforzamiento teórico por un período de dos meses y medio en faena
    Cordillera de Collahuasi.

Tras culminar su enseñanza media
técnico profesional en la especialidad de Explotación Minera, 20 jóvenes
egresados del Liceo Bicentenario Minero S.S. Juan Pablo II de la comuna de Alto
Hospicio iniciaron su período de práctica profesional durante dos meses y medio
en faena Collahuasi, con el patrocinio de la Vicepresidencia Mina
de la compañía. Dicho proceso responde al trabajo comprometido de Compañía
Minera Doña Inés de Collahuasi, a través de su Fundación Educacional, SNA Educa
y la Municipalidad
de Alto Hospicio.

El grupo en práctica está en
clases y trabajo en equipo en la modalidad de turnos 7×7, en las canchas de
entrenamiento en la faena sector Rosario. Entre 2015 y 2021, de un total de 389
alumnos egresados del establecimiento educativo, 238 jóvenes han participado de
este programa de Collahuasi.

Marcos Márquez, Vicepresidente
Mina de Collahuasi, indicó que la vinculación pública-privada es parte del
proceso fundamental para formar alumnos que se interesan por el área minera.
“Los jóvenes están poniendo en práctica todos sus conocimientos, observando en
terreno junto a un operador, familiarizándose para avanzar al siguiente paso
del proceso, que es la operación del equipo en forma definitiva”, aseveró.

El grupo en práctica está con clases y trabajo en equipo en la modalidad de turnos 7×7.

Dicho proceso comienza con la
incorporación de los estudiantes en tercero medio al técnico profesional,
recibiendo cátedras de las operaciones mineras. En cuarto año medio, visitan la
mina, trabajan en el simulador y cancha de entrenamiento de manera operativa y
práctica.

El proceso se realiza en las canchas de entrenamiento en la faena sector Rosario.

Riggó Albornoz, quien cursa el
programa, explicó que su formación técnico profesional en el establecimiento le
entregó las herramientas necesarias para lograr los objetivos en este proceso.
“Las clases en el liceo nos aportaron para llevar a cabo la práctica extendida,
que es un gran desafío por la pandemia, pero hemos puesto las ganas para
superar esta etapa. Estar en la compañía es algo lindo; estoy conociendo gente,
adaptándome y con mis compañeros esperamos seguir avanzando”, afirmó.

Para Melannie Flores, quien se
encuentra realizando su período de práctica en faena, sostuvo que “estamos
aplicando diariamente los conocimientos aprendidos y lo que más disfruto es el
buen ambiente laboral. Todos los colegas nos apoyan, acentuando siempre
mantener la seguridad”.

Cabe destacar que cada joven es
evaluado al cierre de este proceso de práctica, teniendo la posibilidad de ser
contratado a plazo fijo como Operador en Entrenamiento y, de acuerdo a su
desempeño y necesidades de la empresa, poder integrarse a Collahuasi.

Finalmente, Antonio Bobadilla
agradeció la oportunidad, precisando que “es maravilloso estar en una compañía
reconocida a nivel mundial. Pude ver los camiones que tanto esperé, entrando al
mundo minero y adaptándonos a la faena. Tenemos prácticas y clases, que nos
permiten conocer cada detalle y, sin duda, mi objetivo es seguir en la
compañía. Quiero quedar dentro de los mejores y cumplir con mi sueño”.

Riggó Albornoz destacó la importancia de su formación en el liceo.