Rafael Montes González, habló fuerte y dijo que se viene una avalancha de turistas, atraídos por las condiciones climáticas y de atracción que tienen Iquique y toda la Región, pero que la descontrolada migración afectará el retorno a la normalidad.

«El caso de los migrantes no es un problema de las autoridades de hoy día solamente, sino que también será un problema de las autoridades del mañana. Es por eso que deben trabajar en conjunto para solucionar esta problemática». 

Así lo señaló a Diario Longino, Rafael Montes González, presidente de la Cámara de Comercio, Industria, Servicios y Turismo de Iquique, ante el flujo sostenido de migrantes que están ingresando por Colchane, para llegar hasta Iquique y Alto Hospicio. 

«Nadie ha sido capaz de poner el cascabel al gato y tomar el toro por las astas. Todas las autoridades no han sido capaces de solucionar esta problemática que ya está afectando fuerte y contundentemente a la ciudadanía de Iquique y de toda la región especialmente  del rubro turístico». 

Precisó que es necesario buscar alternativas de solución, serias y responsables porque la situación que estamos viviendo no puede continuar. 

«Viene una avalancha turística y no la podemos cruzar con situación de migrantes que están irregularmente, con asaltos y situaciones no adecuadas para una ciudad turística y eso hay que resolverlo. Alternativas tiene que haber, para eso hay un Consejo Regional, para eso hay un Delegado Presidencial hay un gobernador recién elegido. Entonces tienen que buscar la solución de los problemas que vienen». 

UN GRAN CAMPAMENTO PARA MIGRANTES

Le consultamos cuál sería la solución y contestó que «yo no soy el indicado para señalar cuál es la situación, pero creo que tendrán que construir un gran campamento que sirva para solucionar estos problemas. Los que creen que este asunto se solucionará a corto plazo, están equivocados. Este es un problema que se inicia y que no está solamente en todo el mundo». 

Montes González, insistió en que se debe tomar con seriedad una solución de lo que viene, sobre todo en países como el nuestro que-según su opinión- tiene una economía mucho más dura que otros países.

«Es por eso somos los receptores de sus ciudadanos que vienen a esta ciudad. Esa es la mirada fuerte y contundente que hay que tomar en serio. Es de todos conocido que nuestro país, tiene una situación económica muy distinta a los países sudamericanos. Hace muchos años atrás que se duplicamos los sueldos mínimos y era evidente que esos países quedaban atrás. Pero hoy día estamos cruzados porque también se inicia la situación de turismo». 

Del mismo modo y en relación al turismo, recordó que nuestra ciudad se ha convertido en un centro turístico de mucha atracción, lo que está sobradamente comprobado y que así lo confirman las informaciones de Santiago a la hora del ranking de las ciudades más atractivas para vacacionar.

«Pero este auge del turismo es gracias a todos los operadores turísticos, que a pala comenzaron a hacer labor en nuestra región, y también a los empresarios de los comedores que se fueron entusiasmando y preparando para la llegada de turistas. Está comprobado que esta zona es un centro de atracción. Entonces, la llegada de turistas está solucionada, pero tenemos que reencantarla, hacerla llamativa que no solamente invite a los turistas a venir, si no que los incentive a volver a esta ciudad». 

NO ESTAMOS PREPARADOS

Explicó que para eso se debe crear espacios turísticos y trabajar coordinadamente entre la costa, precordillera y el altiplano, para mostrar sus atractivos para que el turista empiece a sentirse mejor y cómodos en nuestra región.

«Lo otro, uno encuentra en nuestra ciudad con edificios educacionales y están cochinos, asquerosos, que no están preparados para un turismo, tienen que arreglarlos, pintarlos, mejorar su presencia. Ahí tiene la calle Baquedano con el piso de baldosas reventadas. Eso no es recibir al turista, con una serie de calles llenas de hoyos. No estamos preparados para hacer turismo. Y esa responsabilidad es de las autoridades, a quien le corresponde solucionar las problemáticas». 

El dirigente de la Cámara de Comercio, dijo que, como gremio tiene la autoridad para levantar la voz para expresar lo que la ciudadanía reclama y que es crear una ciudad amable, pero con la participación de todos. 

«Hoy día estamos en este lío por la irresponsabilidad de las autoridades que no fueron capaces de solucionar un problema que venía y del cual no podemos salir».

image_pdfimage_print