Desde Vallenar, Provoste pronunció un discurso en el que resaltó su deseo de concretar cambios profundos pero en paz, demarcándose así -según sus palabras- de quienes creen que las transformaciones vienen de la mano de la violencia.

“Sí, acepto”. Con estas palabras la actual presidenta del Senado y militante democratacristiana, Yasna Provoste, asumió formalmente el desafío presidencial del que se venía especulando hace meses.

Desde Vallenar, Provoste pronunció un discurso en el que resaltó su deseo de concretar cambios profundos pero en paz, demarcándose así -según sus palabras-  de quienes creen que las transformaciones vienen de la mano de la violencia.

“Acepto este desafío porque aquellos que queremos transitar en paz, aquellos que queremos transformaciones profunda del país, somo muchos más que aquellos que solo se dedican a gritar y que solo creen que al violencia puede resolver las dificultades de nuestro país”.

Además, la actual legisladora sostuvo que los cambios deben provenir desde todos los puntos del país.

“Estamos convencidos en que hoy día tenemos que ser capaces de transformar Chile con la mirada de las regiones”, afirmó.

Por otra parte, la también ex ministra de Educación se describió como una mujer tenaz, que cree en diálogos y acuerdos.

“He sido una mujer tenaz, pero una mujer que ha respondido a través del diálogo y de entender que es a través de las formas pacíficas en cómo logramos llegar a los acuerdos que necesita nuestro país, lo hicimos así en los momentos más duros”.

Uno de los puntos más controversiales  para la ex Concertación respecto de su candidatura era sus disponibilidad para participar de un proceso para definir candidato único del sector. Este viernes, Provoste disipó las dudas afirmando que se encuentra llana a participar en cualquier mecanismo que ayude a definir un postulante único a La Moneda.

“Quiero decirles que estoy disponible para cualquier mecanismo democrático que le permita a la ciudadanía participar”, sostuvo la carta de la DC a La Moneda.

image_pdfimage_print